Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas 3 corazones

Crítica película 3 corazones

Marc (Benoît Poelvoorde) es un inspector de Hacienda que conoce a Sylvie (Charlotte Gainsbourg) cuando pierde el último tren. Ambos pasan la noche deambulando por las calles hasta que llega la hora de marcharse. Ambos acuerdan encontrarse unos días más tarde en París, pero Marc nunca acude a la cita. Éste poco después conoce a otra mujer, Sophie (Chiara Mastroianni), de la que se enamora… sin saber que se trata de la hermana de Sylvie.

Siento debilidad por este tipo de dramas románticos, por lo que (erróneamente) fui con unas expectativas seguramente demasiado altas llevada por el atractivo de su argumento. Sin embargo, podría no ser un gran drama pero sí una película aceptable… pero es que ni eso. De sus 100 minutos, sólo la primera media hora me pareció “correcta”, y aún así podría ponerle pegas. ¿Por qué todo es tan forzado? ¿Quién pudo ver algún tipo de química entre Benoît Poelvoorde y Charlotte Gainsbourg? ¿Qué tipo de atractivo (y no me refiero a físico) tenía el personaje de Marc, para que dos hermanas se enamoren EN UN DÍA, EN UNAS POCAS HORAS y dejen a sus parejas o sencillamente las engañen de un modo tan rastrero? ¿Puede haber escena más patética que la de Chiara Mastroianni dejando a su pareja en medio de una película en el cine? (no puedo considerarlo spoiler) ¿Pretendía el director que empatizásemos con alguna de las hermanas o con él? El único personaje no-odiable pero desaprovechadísimo es el de la madre de ellas, que interpreta Catherine Deneuve. Una madre que lógicamente está preocupada por sus desequilibradas hijas.

En cuanto a los aspectos técnicos, no puedo olvidar mencionar algo que hizo que aborreciese muy en parte la película: la banda sonora. Machacona, cansina, repetitiva hasta la saciedad y, sobre todo… una pésima elección. El filme se inicia con ese tema musical y lo repiten cada vez que pueden a lo largo de él. Sí, va en serio: creo que salvo en una ocasión, que decidieron incluir otro tema, tan sólo emplean un sólo track. Y si al menos fuese agradable o complementase bien a la película, estupendo; sin embargo nos encontramos con una composición propia de un thriller  o incluso una película de terror. Casi esperabas que en cualquier momento se cometiese algún tipo de crimen (por desgracia, esto no ocurrió). También me chocó, puntualmente (aunque en cierto modo, esto me descoloca aún más), un par de travellings de acercamiento (casi zooms) que el director decidió meter… quién sabe por qué, porque ni parece un movimiento que le otorgue personalidad, ni concordaba con el resto de la película. Es más: me pareció como un pegote, puesto porque sí, con calzador. Y sé que con este último comentario me arriesgo a parecer una pedante, pero estoy casi segura de que alguien con conocimientos en el tema estaría de acuerdo conmigo.

3 corazones

Los actores están correctos, tanto que llegas a odiarlos como si fuesen personas reales de tu entorno (aunque no lo parezca, es un elogio). Sin embargo, destacaría a Benoît Poelvoorde y Catherine Deneuve por encima de las protagonistas, siempre con cara de mustias y un tanto inexpresivas; aunque seguramente esto sea más culpa del director que de ellas. Con respecto a esto último, no puedo decir que Benoît Jacquot sea un mal director basándome sólo en este trabajo. Espero darle una segunda oportunidad con Adiós a la reina (2012), que aún no he tenido la oportunidad de ver.

El final de la película es prácticamente abierto, confuso y toda una engañifa. Por no mencionar lo innecesario que es el asunto del alcalde o la presencia de una madre que a la larga acaba por resultar totalmente desaprovechada y que parece tan sólo una forma de captar la atención en cartelera por su sola aparición (puede que me equivoque, pero esa ha sido mi impresión).

Lamentablemente no la recomendaría, ni siquiera a los amantes de los melodramas… pero quién sabe, igual alguno/a ve en esta película algo destacable e incluso disfrutable. Ha habido bastante disparidad de opinión entre los críticos, por lo que nunca se sabe.

Por cierto, ¿alguien puede decirme por qué Charlotte Gainsbourg se pasa media película con la misma camiseta blanca transparente? Es toda una incógnita para mí.

Artículos similares

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos