Filmfilicos blog de cine
Home Cosas fílmicas 5 películas musicales para Halloween

5 películas musicales para Halloween

Ha llegado la noche más terrorífica del año. El momento de salir a la calle disfrazado de algo tenebroso, ya sea para el disfrute propio o porque se quiera acudir a una fiesta; el momento de aprovechar para empacharse a caramelos, chocolatinas y demás comida poco saludable o el momento de hacer un maratón de ficción del género de terror. Desde hace unos días, en Filmfilicos estamos recomendando varias cosas que ver en Halloween, como animes, películas de vampiros, de zombies o de asesinos en serie, por mencionar algunas.

Sin embargo, como bien indica el título, he querido buscar algo un poco más raro para mi recomendación personal. Todo ello con el pretexto de que por muy relacionada que esté la fiesta con el terror, no hay que perder de vista que lo primero es divertirse y pasar un muy buen rato, y qué mejor que pasar un rato disfrutable tarareando canciones mientras brotan litros de sangre. Sin más dilación, he aquí mis recomendaciones:

La tienda de los horrores (1986)

La tienda de los horrores

Basada en un musical de Broadway de los años 80 que a su vez se basa en la cinta homónima de 1960, la historia sigue a Seymour, un dependiente de una floristería que adquiere una extraña planta, tan extraña que parece única a la que llama Audrey II. Pero lo que parece en un primer instante una fuente segura de ingresos no tarda en volverse un problema cuando se descubre que la misteriosa planta se alimenta de sangre humana.

Con un aire a comedia de serie B, unos personajes que sacan la carcajada en unas situaciones plagadas de humor negro (impagables las escenas con el dentista), unas canciones en las que se nota la mano de Howard Ashman y Alan Menken (responsables en parte de algunos de los éxitos musicales del renacer de Disney) y una planta carnívora que a medida que avanza el metraje se convierte en la reina total y absoluta del show son los elementos que la hacen imprescindible. Hay que aclarar que es conveniente ver el final del director’s cut, pues en mi opinión es bastante más coherente con lo que se cuenta en la película: Algo alocado, excesivo y al mismo tiempo desternillante a su manera.

Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet (2007)

Sweeney Todd

Nuevamente, basada en una famosa obra de Broadway con libreto de Stephen Sondheim, narra la historia de Benjamin Barker, un hombre al que le arrebataron a su familia. Tras unos años desaparecido regresa bajo la nueva identidad de Sweeney Todd y busca venganza en su barbería contra aquellos que le causaron sufrimiento con ayuda de sus afiladas navajas y de la señora Lovett.

Puede que Tim Burton se haya convertido en un cliché con el paso del tiempo por su estética, sus personajes o sus recurrentes elecciones de casting, pero cuando hace bien las cosas hay que reconocérselo. Con unos personajes melancólicos, una estética victoriana gris y decadente, la dosis justa y necesaria de hemoglobina que tan satisfactoria llega a ser cuando alcanza su cénit y una teatralidad digna del mejor Grand Guignol y de tragedia clásica griega, la película lo tiene todo para contentar a los fans acérrimos de los musicales, las venganzas y la sangre.

Repo! The Genetic Opera (2008)

Repo! The Genetic Opera

A mediados del siglo XXI, hay una masiva epidemia que causa fallos en los órganos, Ante esta situación, surge Geneco, una empresa de biotecnología que provee toda clase de órganos a cambio de unos pagos. Pero si el cliente en cuestión no realiza el pago, Geneco envía a los repo men para recuperar los órganos empleando la fuerza bruta y eliminando al cliente. En medio de todo, está Shilo, una joven que vive encerrada en su cuarto y alejada del mundo sin saber que su padre es un repo man.

Con montaje más propio del videoclip y estética más underground, esta película más cercana a la ópera rock que al musical clásico se ha convertido en toda una cinta de culto. La ambientación splatterpunk, la variedad en los estilos de las canciones, la historia con varios frentes abiertos que incluyen drama familiar, comedia absurda o triángulos amorosos y un reparto tan variopinto que va desde una autorreferencial Paris Hilton hasta Sarah Brightman hacen que esta película sea algo muy particular pero que de algún modo funciona, y que una vez acabada solo se quiere más.

Stage Fright (2014)

Stage Fright

La famosa actriz Kylie Swanson es asesinada entre bastidores tras una gran función de su obra. Unos años después, los hijos de Kylie, Camilla y Buddy trabajan como cocineros en un campamento de verano dedicado al teatro musical. Sin embargo, el campamento se ve acechado por un asesino enmascarado que odia el teatro musical.

Si alguien se atreve a mezclar un campamento de teatro musical con toques cómicos con un slasher de los de toda la vida, merece una mención honorifica. Con una clara inspiración y homenaje al Fantasma de la Ópera, varios guiños a conocidas películas de terror, una banda sonora que incluye canto lírico como rock e incluso metal, un asesino con una máscara bastante reconocible, muertes sangrientas y con unos secundarios como Minnie Driver o Meat Loaf, la función consigue ser más que solvente hasta que se baja el telón.

The Lure (Córki dancingu, 2015)

The Lure

Durante una noche, una familia de músicos encuentra a dos sirenas, Silver y Golden, a las orillas de una playa polaca. La familia lleva a las sirenas al club de cabaret donde tocan y ellas acaban convirtiéndose en la principal atracción del lugar como bailarinas, cantantes y performers. Pero lo que parecía algo divertido pronto se complica cuando Silver empieza a enamorarse de un chico.

Esta cinta polaca demuestra que no solo en Norteamérica son capaces de hacer musicales de terror. Toma como inspiración el cuento de La sirenita de Hans Christian Andersen y lo hace suyo, regalando momentos de música cabaretesca, punk y surrealismo con las dos actrices que hacen de sirenas como una absoluta revelación. Pero tampoco teme mostrar los momentos más crudos con (literal) uñas y dientes reforzando esa imagen menos amable de las sirenas tan popular en la mitología. Desde luego, la película más extraña de toda la lista.

Una comedia de serie B, un drama victoriano de venganza, un futuro no muy esperanzador, una especie de Viernes 13 musical y el retelling más extraño y personal de un cuento de hadas son las recomendaciones que dejo. Siempre se puede optar por ver por enésima vez The Rocky Horror Picture Show o Pesadilla antes de Navidad (y no culparía a nadie), pero que por recomendaciones no quede la cosa.

¡Feliz Halloween!

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.