Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Alien: el octavo pasajero

Las películas de ciencia ficción y terror eran una mezcla que no era desconocida en 1979, pero fue en este año cuando se estrenó una de las grandes referentes, Alien: el octavo pasajero. De hecho esta cinta aprovechó muchos conceptos de anteriores producciones, aunque hoy me quiero centrar en la presente, así que primero os haré una breve sinopsis de esta.

La nave espacial de transporte comercial U.S.C.S.S. Nostromo se encuentra de regreso a la Tierra. Su tripulación despierta del sueño criogénico para descubrir una llamada de socorro de un planeta que se encuentra cerca del trayecto. Al decidir acudir al auxilio, la nave se ve dañada y se ven varados durante un día en el planeta. Tiempo suficiente para que un tripulante sea atacado por un extraño parásito. Reanudada de nuevo la vuelta la Tierra con el afectado recuperado, parece que aquello era el peor de sus temores. Y es que parece que solo era su estado larvario, y la nueva forma de vida resultante podría ser una amenaza imbatible.

Alien

La parte visual de esta película ha aguantado más que bien el paso de los años. Está claro que algunos efectos especiales son un poco esclavos de su época, pero el resto de su apartado estético es una delicia. Esto se puede notar en decorados, vestuario, y eso sin hablar del diseño del propio Alien. La banda sonora, así como toda la parte de sonido en general, consigue insuflar esa sensación de tensión y agobio constante que reclama la trama.

El reparto es de verdadero vértigo, y está plagado de celebridades de sobra conocidas a día de hoy como Ian HolmJohn Hurt, y por supuesto Sigourney Weaver, cuyo notable papel aquí solo fue una pequeña muestra de lo que vendría más tarde. El director de película de Ridley Scott, quien últimamente no es que esté muy acertado en sus producciones, pero en aquel momento casi todo lo que hacia rompía moldes.

Alien

Es muy probable que poco os pueda aportar de esta cinta, ya que seguro que, en algún momento u otro, la habréis visto. Y es que la presente producción es un referente de películas celda (que no es un termino inventado por mí, por cierto), en las que un grupo de personajes se ven atrapados en un determinado sitio con una amenaza de algún tipo. Por no hablar de que todas sus virtudes la han colocado como un icono (o referente también) de la cultura friki, así como también del imaginario colectivo cinematográfico.

Todo esto sumado a, como he dicho más arriba, que ha envejecido bastante bien, y a que las varias versiones que hay de la misma cinta no se quitan valor entre sí, nos da como resultado una película redonda. Con sus fallos en algún momento, sí. Pero se nota que, con todos los medios que tenían a mano en ese momento, el cariño y la pasión por este proyecto era absoluto.

En definitiva, Alien: el octavo pasajero es un largometraje que no solo hace las delicias de amantes de la ciencia ficción y del terror, si no que también gustará a ajenos a estos géneros. Por no hablar que marcaría el inicio de una de las sagas más prolíficas del cine, pero eso ya es otra historia.

Es una interesante combinación de elementos que le convierten en un feroz hijo de puta.

Artículos similares
Estoy pensando en dejarlo - Crítica de la película

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.