Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Batman begins

Batman Begins

Vaya, soy el que abre la veda en este especial sobre la trilogía de Batman, que presión!!. Pero vale, llevo aquí tiempo y puedo asumir responsabilidades (o eso esperan de mi), así que voy a empezar con total sinceridad: a mi desde pequeño Batman me ha parecido un gilipollas, un héroe pijales, un súper-rico-héroe…

No obstante, he aprovechado esta película para ceñirme mas a conocer y entender a Bruce Wayne, para adentrarme mas en lo que seria Batman; la persona. Porque sí amigos, hoy he sentido desde el principio la preocupación y el dolor de ver como el joven Bruce, caía a un pozo mientras correteaba por su inmensa mansión, y no, no bastando con eso, dicho pozo daba a una cueva infestada de murciélagos, que presas del pánico, han atacado al zagal sin respeto ni miramiento.

Y este es un momento importante de la historia, porque ese es el miedo que arrastrará durante toda su vida el joven Bruce, un miedo a los murciélagos que también dará la identidad de su álter ego, Batman. Y no solo por esto es importante, ¿imagináis por un momento que al caer es un simple pozo? No hay nada, ni murciélagos, ni arañas, jabalíes… NADA. ¿Que hubiéramos tenido entonces?¿Pozoman?¿Wellman?¿Holeman?¿Y su vestuario?¿Trajes imitación de polipiedra?¿Un cubo de madera en la cabeza? Son tantas las preguntas… pero sigamos con la película de verdad.

Ya tenemos la fobia, el miedo del héroe, ahora solo nos falta la rabia que envenene su sangre poco a poco cada día. Para ello que mejor que un ladrón de poca monta mate a sus padres por un poco de dinero y unas joyas. Primero se cae al pozo, le revolotean murciélagos por la cabeza y ahora matan a sus padres, que semana mas dura para el joven Bruce. A estas alturas mi nivel de compasión hacia el protagonista había aumentado de forma exponencial y clamaba vendetta por la memoria del apellido Wayne.

Pero (y aquí me pongo mas serio) ¿vendetta contra quien? ¿Contra un carterista de mierda? ¿Contra la sociedad entera por ser indirectamente culpable de la situación de este? Pues sinceramente el desembolso económico que utiliza el ya no tan joven Bruce para crear a Batman no es rentable para una únicamente matar al primero y lo segundo es algo mas metafórico, y a las metáforas no se les puede dar de hostias, por muy héroe que seas. ¿Entonces? Pues entonces, habrá que buscar villanos a la altura de Batman (no altura económica, porque eso es imposible… bueno tal vez si Bill Gates… un villano llamado Lord Window, pantallazos azules por donde pasara… no, no funcionaria) A lo que voy, que en esta peli, simplemente vemos a Batman subir de niveles cual videojuego con un jefazo final. Uno por aquí, otro por allá que es un pavo que tira gases y te deja loco y el mencionado jefe final. Los enemigos mas flojos de toda la trilogía, ya no de fuerza, si no de profundidad como personajes. Pero esto es algo normal y justificado. Es Batman Begins, es el principio.

No obstante algo que sí que me ha molestado y dejando a parte la guasa del poder económico, es que puedo entender que quede bien en el formato que se vea como desarrolla el disfraz, armas… -“Es que necesito una armadura, ¿que tienes?” -“Pues mira, esto es la bomba”. -“¿Algo para volar no tendrás, no?” -“Pues mira sí, llévate esto que es la bomba”. -“Uy, y eso que tienes ahí escondido?” -“Eso es la bomba, pero no te interesara…” -“ji ji, jaja” Todo eso puedo entenderlo, pero cuando se usa este recurso de “aparición mágica de objetos”, para dar solución a algún tema concreto de la película… eso no esta bien, es un recurso demasiado fácil.

Así que como conclusión: Esta película es una muy buena carta de presentación para conocer a Bruce Wayne y entender el porque de Batman. Además, en el pack también se incluye un buen cebo de Joker, un puente perfectamente diseñado para recolectar espectadores para la segunda entrega: The dark night.

Extra del DVD Ugh Edition: No puedo evitar después de todo esto dejar una historia alternativa propia. Estoy cansado de los ricos-héroes atractivos y guays de EEUU, vamos a ser realistas señores, piensen e imaginen conmigo… si se atreven.
Traslademos ese mundo de heroicidad a nuestro país España, y vayamos a la revista forbes. ¿Quién es el más rico de España? Amancio Ortega. Muy bien, pues él sera nuestro héroe, es lo que tenemos.

Imaginemos ahora a un joven Amancio correteando por su pueblo de pequeño, en un momento dado cae no a un pozo de su mansión, sino a una acequia del descampao donde jugaba. El pobre niño magullado en el suelo, es sepultado por una marabunta de ratas, algunas de ellas en celo. Ya tenemos el miedo, a las ratas. Solo nos falta el odio. Amancio es un niño que nació con la cara tal cual la veis ahora, ahora le queda bien porque esta acorde con su edad, pero de niño ya era así de calvo, y con canas… no habían peinados a lo cortinilla ni just for men que lo consolara. En su clase, como imaginareis se reían de él sin parar, que si viejoven, que si ponte un toldo que refleja la pizarra… Este es el odio y la vendetta que clamará el joven Amancio cuando la edad de su cuerpo este acorde por fin con la de su cabeza.

Hasta entonces desarrollara su álter ego: Ratman. Se diseñará un traje de polipiel gris rata y una bola de pin pon partida por la mitad, pintada de negro y con una gomica para la nariz. Este héroe se encargará de velar porque nunca sintamos una parte de nuestro cuerpo mas vieja que el resto del cuerpo y castigará a los niños de entre 6 y 14 años que se rieren de ello. Nanananananana Ratmaaaaaaaaaan.

Artículos similares
21 Black jack | Crítica de la película

1 respuesta en este artículo

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos