Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Batman Forever

Queriendo seguir hablándoos de las películas del hombre murciélago que quedan por abordar en el blog (y que ya continué con el Batman de 1966) aun me quedan un par que quizás hayamos querido olvidar, pero ocurrieron igualmente aunque nos pese. Antes de ofreceros mi humilde opinión de esta cinta, que es un claro ejemplo del mal que hicieron los 90 a los superheroes, os explicaré a grandes rasgos la trama de la misma.

La ciudad de Gotham ha visto el debut de otro villano en el robo del banco más prospero de la urbe. Este no es otro que Dos Caras (interpretado por Tommy Lee Jones), el que fuera en su día el mejor fiscal del distrito ahora es un desfigurado maleante que usa un dolar de plata para decidir el destino de sus victimas haciendo así patente su marcada dualidad. Por suerte Batman (Val Kilmer) llega para salvar la situación pese a que Dos Caras acaba escapando para tomar en un futuro la revancha. A esto, por si fuera poco, habría que añadirle el que la psicóloga Chase Meridian (Nicole Kidman) quiere descubrir la identidad real del hombre murciélago; que un empleado de Wayne Enterprises llamado Edward Nygma (Jim Carrey) se haya vuelto loco y vaya detrás de Bruce Wayne y Batman bajo la identidad de Enigma; y que tras presenciar el asesinato de la familia de Dick Grayson (Chris O´Donnell) a manos de Dos Caras, Wayne ha decidido acogerle en su casa. Batman se tendrá que esforzar al máximo para salvar el día… pero por la noche, como siempre.

Batman Forever+

Visualmente nos encontramos con un pequeño salto respecto a lo visto en Batman y Batman Vuelve de Tim Burton. Destacaría por encima de los efectos especiales los diseños de algunos de los trajes de los personajes, aunque otros son horribles. Para ser sincero los únicos que me gustaron fueron los de Batman (el primero más que el segundo que usa) y los dos que usa Robin, siendo el primero prácticamente calcado al original en los comics. Al frente de la banda sonora tenemos a Christian Leonelli emulando a Danny Elfman usando algo parecido a sus clásicas tonadas, pero no llega a acercarse del todo y no se ve signo de innovación alguno.

El elenco y las actuaciones es casi sin ninguna duda lo más desastroso de la película. Val Kilmer no lo llega a hacer mal como Bruce Wayne, pero su Batman parece un señor embutido en negro con un terrible dolor de lumbalgia por sus movimientos tan parcos. Nicole Kidman parece estar de adorno la pobre. De Tommy Lee Jones se pudo saber que aceptó realizar el papel porque su hijo era fan del personaje, no me imagino el disgusto que se tuvo que llevar luego. Y Jim Carrey llevó la actuación (para variar) a su terreno: el payasismo gratuito, que nada tuvo que ver con lo que tenia que interpretar. Quizás el que más a la altura pudo estar seria Chris O´Donnell como Grayson/Robin, al menos en esta entrega, claro. La dirección corrió a cargo de Joel Schumacher, quien demostró que tenemos conceptos distinto de lo que es el universo de este personaje.

Batman Forever++

Aunque no os lo creáis he visto una conexión enorme entre esta película y la de Batman del 66, y esto es algo que se puede ver si se presta cierta atención. En primer lugar todos los personajes son muy pintorescos, incluso demasiado para lo que cabe esperar del universo de murciélago; las situaciones absurdas también suceden constantemente, y eso es algo que era firma en la cinta de 1966; que los villanos sean meros actores de circo también nos retrae a esa adaptación; y la sobreactuación de muchos de ellos. Todo ello, en una década como los 60 tendría su permiso e incluso sentido de cierta manera, pero en los 90 no mucho. Y es que ese periodo de tiempo pareció estar dispuesto a acabar con el personaje, pues esta es mala pero aun queda otra que es igual o peor.

Un enigma aquí, un enigma allá. ¿Al murciélago negro quién le temerá?.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos