Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Blade II

Crítica de la película Blade II

Ya os hablé, no hace mucho, de la primera entrega de Blade y los entresijos del personaje. La película fue algo regular pero sirvió para marcar una estela a seguir en cuanto a esta particular franquicia, y lo que es más importante, despertó el interés de cara a su segunda entrega de un director que no suele defraudar. Antes de adentrarme en eso, como siempre, os ofrezco un breve resumen de la trama.

Nuestro capaz cazavampiros, Blade (interpretado de nuevo por Wesley Snipes) y su nuevo ayudante y armero Scud (Norman Reedus), están en plena búsqueda de Whistler (Kris Kristofferson), antiguo ayudante de este. Su misión tiene éxito, pero tendrán poco tiempo para celebrarlo puesto que su base de operaciones es invadida por unos misteriosos asaltantes. La identidad de una estos hábiles guerreros no es otra que Nyssa (Leonor Varela), hija de un antiguo e importante líder vampiro llamado Damaskinos (Thomas Kretschmann), quien quiere la ayuda de Blade y su equipo para detener una nueva variante de vampiros. Este será el momento alianzas imposibles de cazadores de vampiros con aquello que juraron erradicar, todo ello para hacer frente a un temible enemigo común.

blade2-2

Estéticamente ya se nota una mejoría respecto a la anterior entrega. Es obvio que siguen predominando las escenas oscuras, estamos hablando de una película de personajes que se enfrentan a criaturas de la noche, pero están mucho más depuradas que su predecesora. Aquí también podrían entrar las escenas de lucha, que son más vistosas y, aparte, mejor coreografiadas. La banda sonora es algo que se ha mantenido bastante respecto a la primera película, que era un aspecto en el que no iba necesariamente mal. Pero donde verdaderamente despunta esta película es en la dirección, y es que se nota cuando Guillermo del Toro se pone a los mandos, y en este personaje se mueve como pez en el agua. El guión mejoró bastante respecto a la primera entrega, para esta en un principio tuvieron en mente incluir a Morbius como el villano (que aparte de ser malo del protagonista también lo es en su origen de Spider-man), pero por problemas de derechos no se llevó a cabo.

Al ser una película bajo la tutela de del Toro no será raro ver a Ron Perlman como secundario en ella, o el habitual cameo de Santiago Segura, el cual incluso llego a colar un “Torrente 3” y “Trueba Trueba” cuando habla el idioma de los vampiros. También hay un dato o guiño bastante interesante, y es que Norman Reedus, quien es un buen aporte en esta entrega por cierto, lleva una camiseta de la BPRD (o AIDP en castellano) que es la organización donde trabaja Hellboy. ¿fue esto lo que llamó la atención de los productores para que dirigiera Hellboy y Hellboy 2? No lo se, pero desde luego funcionó. Y por último, algo que también es muy habitual con en este director, es un final épico seguido y algo sentido, seguido de un chiste para cerrar la pelicula y desengrasar.

En definitiva es una película con bastante calidad, y más si se le compara con su predecesora y lo que vino después, pero ya os contaré…

-Eres humano…
-Apenas. Soy abogado. 

Artículos similares
2 respuestas en este artículo
    • Si, Santiago Segura parece haber sido victima de su propio personaje y su correspondiente promoción. jejeje
      Me alegro de que te interesen las curiosidades, me fijo demasiado en demasiados detalles, para algo servirá al final.
      Gracias por leernos.
      Un saludo

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos