Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Bone Tomahawk

Crítica película Bone Tomahawk

Cualquiera se llevaría las manos a la cabeza y se negaría a ver una película que mezcla géneros tan distintos entre sí como pueden ser el western y el terror. Yo misma era escéptica. Sin embargo, me alegro de haberme comido mis palabras y que Bone Tomahawk haya resultado muy notable.

Nos situamos en el pequeño pueblo de Bright Hopes. A él llegará Buddy, un tipo del que el sheriff local sospechará casi al instante de su llegada. Una mujer será la encargada de vigilar a Buddy, ahora preso, pero una noche ambos desaparecerán, y todo indica que sus secuestradores son una tribu de indios muy peligrosos.

S. Craig Zahlerdirector y guionista de la cinta, acaba de pasar a una lista de nombres de los que hay que estar pendientes de sus próximos proyectos, y más siendo esta su ópera prima. La maestría con la que ha sabido combinar un género que actualmente parece tan de capa caída como el western con otro que desde hace un par de años parece estar ofreciendo cosas más originales como es el terror. No nos confundamos, tiene mucho más del primer género que del segundo, y una claras referencias visuales y verbales a Tarantino y a los Coen. Es esa fotografía con tonos rocosos y de arena la que nos mete un constante malestar en el cuerpo como su muy efectiva puesta en escena, con la que se tiene la sensación de que en cualquier momento va a aparecer algo o alguien que no se lo pondrá nada fácil a los protagonistas. Y sí, he mencionado terror, pero que nadie se espere grandes sustos. Me refiero más al gore, que sin tener grandes cantidades de sangre y vísceras. Hay una muerte en concreto en su tercer acto que hará las delicias de los fanáticos de la hemoglobina y que a más de uno le hará girar la cabeza y retorcerse de dolor. Eso en una película de 2015 tiene mucho mérito.

Bone Tomahawk

En cuanto a los protagonistas de la historia, tenemos a Kurt Russell encarnando al implacable sheriff y que tras verle en Los Odiosos Ocho, demuestra que se mueve por el western como pez en el agua. A Matthew Fox como el típico chulo arrogante que disfrutas odiándole, a Patrick Wilson como el marido de la mujer a la que han secuestrado y que hará lo que sea para recuperarla y a un irreconocible Richard Jenkins como secundario de lujo y que en ocasiones le da un más que necesario alivio cómico a la situación. Y como no, tengo que mencionar a la tribu de indios. Esa facilidad que tienen de camuflarse con el entorno, la forma que tienen de comunicarse entre ellos, la crudeza con la que cometen los asesinatos y el malestar que transmiten sin articular una sola palabra ha logrado que me diesen escalofríos.

La película, sin embargo, no es para todo tipo de público. Si lo que buscas es acción a raudales, lamento decirte que tiene un ritmo bastante pausado, que lo va compensando a medida que avanza el metraje. Tampoco es recomendable para gente sensible. Y te debería interesar por lo menos el western o el terror, o ambos. Si este es el caso, enhorabuena. Ya solo te queda disfrutar de una de los films más encubiertos del pasado año.

Artículos similares

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos