Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Constantine

Podría decirse que John Constantine es uno de mis personajes de cómic favoritos, y es que lo que nadie puede negar es la calidad de su colección, Hellblazer, bajo el sello Vertigo de DC. Pero no todo el mundo es lector de comics, así que es probable que el nombre solo le suene a la gente por la reciente serie, su integración en Legends of Tomorrow, y/o Constantine, la película de 2005 que es la que hoy me ocupa.

En el plano terrenal se mantiene una débil tregua entre el Cielo y el Infierno por la cual no pueden manifestarse físicamente en la Tierra, aunque esto no les impide poseer los cuerpos de los seres humanos. Entre toda esta guerra oculta se encuentra John Constantine (interpretado por Keanu Reeves), quien nació con la capacidad de ver tanto a seres angelicales como demoníacos, y por ello se dedica a exorcismos, purgas, y demás asuntos paranormales. Pero en este momento Constantine está pasando por un momento critico en su vida, y es que ¿quien le iba a decir que, después de haberse enfrentado a todos esos poderosos seres, iba a matarle algo tan mundano como un cáncer de pulmón? Pero parece que esto puede complicarse, y es que la hermana gemela de la detective Angela Dodson (Rachel Weisz), se ha suicidado, aunque ella no cree que sea así. Y de hecho este insólito caso podría estar relacionado con el nacimiento de Mammon, vástago del mismísimo Lucifer, quien dominará la Tierra según las escrituras.

Constantine

Su apartado visual es bastante oscuro, aunque esto es algo que viene intrínseco a lo que la trama nos quiere contar, por lo tanto no es algo que le quede mal. También es verdad que los efectos especiales no son para el recuerdo, pero cumplen su cometido. En la banda sonora tenemos algo parecido, salvando las distancias, claro. Y es que por este tono tan edgy que acompaña toda la cinta tenemos temas que nos envuelven en ese fatalismo, algo que encaja perfectamente.

En cuanto al elenco la verdad es encontramos sorpresas muy gratas, aunque destacaría tres de entre todos. El primero es Keanu Reeves como John Constantine que, si bien no se acerca tanto al de los comics, exuda carisma por todos los poros. La segunda es Tilda Swinton como el arcángel Gabriel, cuya personalidad tan abstraída llega a clavar. Y el tercero es Peter Stormare interpretando a un personaje (que no desvelaré para mayor sorpresa) algo fugaz pero verdaderamente intenso. En la silla del director encontramos a Francis Lawrence, quien nos ha ofrecido una versión algo distinta del cínico mago ocultista.

Constantine

Si, habéis leído bien, “una versión algo distinta” es lo que he dicho. Y es que esta, para alguien que no conozca al personaje, quizás le pueda gustar (pese a sus fallos fácilmente visibles) pero los fans del personaje del cómic lo vamos a ver como una aberración. Ojo, que la trama no es mala y se apoya en ciertos conceptos de algunos buenos guionistas, pero no deja de ser otro intento de americanizar un personaje que no lo necesita. De hecho esos son los alicientes del original: ese toque inglés (de Inglaterra) por doquier, ese derrotismo y cinismo constante, abordar enfrentamientos con tretas y embustes en vez de con peleas… Conceptos que aquí prácticamente se ignoran.

En definitiva, gustará más a ajenos que a propios del cómic, pero, aun viéndose bajo ese filtro, es bastante irregular. Por ello, si de verdad os interesa el personaje, os recomiendo encarecidamente que veáis Constantine (la serie), y Legends Of Tomorrow (concretamente a partir de la tercera temporada), que son infinitamente mejores que esta película.

Tanto los esbirros del demonio como los de la naturaleza angelical viven entre nosotros. Llaman a eso el equilibrio. En cambio yo lo llamo hipocresía eterna.

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.