Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Series Constantine (Serie)

Constantine (Serie)

“Me llamo Constantine, John Constantine, capullo” una frase de presentación que Keanu Reeves se encargaba de repetir cuando entraba en escena (Constantine, 2005). Este personaje de ficción nació en 1988 como una serie de comic-book para adultos bajo el nombre de Hellblazer. John Constantine es retratado como un hechicero, exorcista  y nigromante que sólo usa hechizos a menos que sea necesaria (en medio de un combate por ejemplo), pero que no duda en jugar sucio. Un antihéroe que hace de detective, rubio, tatuado, siempre con un cigarrillo en la boca y cuya seña identificativa es su gabardina marrón.

Retomando la adaptación cinematográfica de hace ya la friolera de nueve años, la caracterización de Keanu Reeves, encarnando al cínico personaje, poco tenía que ver con la versión del cómic, vestía de negro a conjunto con su cabello, como si se tratase del portador de la muerte (en referencia a su gabardina). Dando la imagen de mártir que trata de salvar su alma, condenada al infierno por un intento fallido de suicidio.  Su compañero de batallas, Chaz Kramer (Chandler en los comics) esta interpretado por un joven Shia LaBeouf pero poco más sabemos de él, sólo una pista para aquellos que vean la película, hay una última escena escondida al final de los créditos. Esta producción no tuvo el éxito esperado, el tema del ocultismo puede dar mucho de sí pero no supieron explotar bien el contenido. La batalla entre el bien el mal por el control y dominio de las almas está más que visto, por no hablar de la interpretación sin sangre de Reeves.

Partiendo de la base anterior, no es la primera vez que una película o serie de comics pasa a ser una serie televisiva. La ventaja que tiene este formato, es que desarrolla a los personajes permitiendo al espectador conocerlos mejor y percibir episódicamente su evolución e historia personal.  Retoma la historia desde una perspectiva distinta siendo muy fiel a la versión de DC: John Constantine (Matt Ryan) se ha recluido voluntariamente en un centro mental (manicomio) para olvidar aquellas cosas horribles que le atormentan. Su alma condenada al infierno debido a un exorcismo fallido que condenó a una niña al fuego del infierno. Supone que alejarse de la sociedad le servirá para dejar atrás sus errores, pero cuando los demonios fijan su objetivo en Liv, la hija de un amigo suyo ya fallecido, se da cuenta de que ha perdido su tiempo y debe volver a las calles. Junto con su buen amigo Chas (Charles Halford) y una joven vidente, Zed (Angelica Celaya), aunara fuerzas y formará equipo para luchar contra la creciente oscuridad.

Esta primera temporada consta de trece capítulos de unos cuarenta minutos cada uno. Tienen una característica doble, en cada episodio hay un caso que deben resolver (trama cerrada) y que sirve de hilo conductor para el desarrollo de la trama central. Ciertamente es un poco floja pero tiene una esencia que te acaba enganchando, saben guardar ese elemento sorpresa para el final, alimentando ese ansia de saber lo que sucederá. Como suele pasar, aparecen episodios que se alejan de la línea central y que tienen una función de relleno, herramienta de la que se sirven para mostrar rincones del ocultismo. Buenamente si que cabe decir que hay un capítulo de doble duración, de seguir un “formato” de producción similar al de American Horror Story, puede que en la segunda temporada ocurra lo mismo y encontremos otro capítulo de esta índole.

Hay magia, posesiones demoníacas, exorcismos, demonios… prácticamente les ha faltado introducir vampiros y hombres lobo (pero tranquilidad que aun están a tiempo). Para todos aquellos que se consideren amantes del ocultismo o que, simplemente, les guste este tipo de historias, es recomendable. Lo único que hay que evitar compararla con Sobrenatural, a pesar de que se sirvan de ingredientes similares, no hay que olvidar que conducen la narración de los hechos por distintas vertientes.

constantine

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.