Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Dead Rush

Crítica película Dead Rush

Una película grabada en primera persona, decían. Será un peliculón, decían.

En Dead Rush (Hard Line), David observa como todas las personas de su alrededor sufren una extraña enfermedad a causa de un virus que convierte a las personas en “zombies” y deberá sobrevivir a toda costa.

En lugar de rodar una película con más guión que acción, decidieron grabar una de zombies, ya que su director es un “experto”. Hablando de guión, mejor se podrían haber ahorrado el sueldo del pobre guionista porque además de ser una copia barata de 28 días después, los diálogos son infumables, los personajes no tienen peso ninguno en el transcurso de la película y el que en teoría debería ser el “malo” tampoco lo es tanto.

Eso sí, os vais a hartar de ver planos de espejos donde el personaje se mira, planos de pantallas del móvil y planos donde el director haya dicho: “Aquí hay que poner algo para que el protagonista se vea en plano, buscadme lo que sea que pueda reflejarlo”.

¿Y qué pasa cuando intentas rodar una película en primera persona donde hay acción por un tubo, gente corriendo, gritos, sangre y zombies que corren más que Usain Bolt? Que, con tanto movimiento de la cámara, no ves nada, te mareas más que el salvavidas del Titanic y ya has creado una “mierdipeli”.

Y así, de poder ser algo novedoso, que habíamos visto en otras películas en momentos puntuales pero que estaban muy bien logradas, aquí lo único que ha conseguido es engordar mi lista de “mierdipelis”. El mejor ejemplo de escena en primera persona para mi gusto lo podéis ver en la película Doom.

Además, no es la primera película rodada íntegramente en primera persona, ya que un año antes se estrenó Hardcore Henry, que, según los expertos, es la primera rodada en ese formato. Como sea igual de mala que está, ya tengo otra más para la lista.

Como apunte final y para que no todo sea algo bueno, hay que decir que están bien trabajadas las escenas de exteriores post y pre apocalipsis, con los actores en su sitio e interactuando cuando toca y sobre todo con un final bien atado para que no se quede en una historia de zombies cualquiera.

Algo bueno

El final

Curiosidades

El director, Zachary Ramelan, es un experto monotema, películas de zombies y poco más.

Mi calificación

“28 días después, en primera persona”

¡Hasta la próxima, amiguitos!

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos