Filmfilicos blog de cine
Home Nuestras cosas Del merchandising no se sale

Cuidado gente porque aunque hayamos pasado octubre, se está aproximando el Halloween de los coleccionistas. Por si no había quedado claro, ya os facilito yo la respuesta: me refiero a la Navidad. Y es que cada vez lo pasamos peor, la gente que ha decidido, como diría mi madre, “llenar la casa de trastos”. Además os he de recordar que está de vuelta (desde el año pasado concrétamente), el universo Star Wars. Así que no debería sorprenderle a nadie ver en todos los lados productos relacionados con ello, desde maquetas de Star Wars, pasando por figuras, personajes, armas, lugares y hasta las mismísimas naves Star Wars, y un largo etcétera. Todo esto por supuesto no es más que un pequeño ejemplo, ya que el negocio del merchandising es extenso, y lo que más me preocupa… es muy difícil salir de él.

Todo este asunto me lleva a hablar del tema en cuestión. Los que sois habituales leyendo mis entradas a este blog sabréis, que soy lector de comics. No es ningún secreto, ademas estoy bastante satisfecho con mi, cada día más grande, colección. Aunque uno de mis temores siempre ha sido el espacio que estos ocupan en mis estanterías, ya que mi casa tiene un limite al que algún día (no muy lejano) llegaré. A todo este espacio hay que sumarle la gran colección (muchísimo mayor que la de mis cómics) de películas de mi padre. En serio, es abrumadora.

merchan2

El problema (porque asumámoslo, es un problema) viene cuando ambas aficiones se unen y se llevan un pasito más allá, efectivamente al merchandising. Poco a poco hemos ido llenando la casa de figuras, ropa, accesorios, cascos, mascaras, y demás objetos de decoración. De verdad que se ve poco la pared en nuestra casa. La época en la que nos encontramos también propicia la facilidad que tenemos de encontrar estas cosas, y eso es bueno, pero para el bolsillo no tanto.

Así que con todo esto quiero deciros que disfrutemos de esta era en la que nos encontramos, pues los frikis no podríamos estar más arropados y cómodos. Y paciencia si no encontráis las cosas que queréis, pues Internet es infinito y seguro que lo encontramos si no esta a mano en alguna tienda. Saber administrarse el dinero y refrenarse a comprar algo, eso ya es harina de otro costal, y una tarea hercúlea.

Lo dicho, disfrutemos, pues los frikis heredaremos la tierra. Mmm…esto me ha dado una idea para otra entrada, pero todo se andará…

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos