Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas El dragón chiflado

Crítica de la película El dragón chiflado

En Filmfilicos seguimos con el ciclo de Cine de Walt Disney, pero esta vez toca separarme del orden cronológico que llevaba y vuelvo hacia atrás, al 1941, para hablaros de una película que me salté por no formar parte del canon oficial de películas de la famosa compañía: El dragón chiflado.

En la película se nos muestra como Robert Benchley (humorista, actor y crítico teatral) quiere vender los derechos del libro El dragón chiflado, de Kenneth Grahame, a Walt Disney para que éste haga una película. Y a partir de aquí empieza lo bueno, porqué este intento de venda de derechos es la excusa perfecta para que Benchley y todos los espectadores que vean el film descubran el fascinante mundo de Walt Disney, sus estudios, sus trabajadores, y muchísimos de los secretos que se esconden detrás de sus films.

Casey_junior_the_reluctant_dragon

El largometraje, acompañado muchas veces de fragmentos de las canciones de Blancanieves y los siete enanitos, el primer largometraje de Disney, contiene imágenes de acción real –en blanco y negro donde se nos muestran los estudios Disney y su gente trabajando- y de dibujos animados -éstos a color, donde vemos escenas de películas como Bambi, y cortometrajes como Baby Weems o Goofy’s How to Ride a Horse, un pequeño fragmento de Dumbo que se nos muestra en blanco y negro, y por supuesto, el cortometraje completo que se terminó haciendo de El dragón chiflado, la historia de un dragón de buen corazón que prefería cantar antes que matar-.

Entre el documental y la ficción, el largometraje es una ventana a la fantasía de los mundos de Walt Disney: cómo se doblaba (y quién lo hacía) la voz del Pato Donald, como se dibujaban (y en qué se basaban) los personajes principales cómo Pluto o Donald, como hacían los dibujos que después, uno a uno, cobrarían vida en la pantalla, la coloración de éstos, los modelos que seguían…

El dragón chiflado es, en definitiva, una película que va mucho más allá de entretener y una parada obligatoria a todo fan de Disney y del cine en general.

reluctantdragonwithsears0001

Artículos similares
21 Black jack | Crítica de la película

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos