Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas El Protegido (Unbreakable)

Crítica película El protegido

Hoy en día, cuesta creer que hubo unos años en los que las películas de superhéroes no eran las más esperadas. Hablo de que esto pasaba hace unos 15 o 16 años, hace relativamente poco. Y no puedo evitar pensar que si esta película se estrenase ahora, no estaría tan infravalorada ni sería tan desconocida.

David Dunn (Bruce Willis) viaja en un tren con destino a Filadelfia. Todo parece marchar bien hasta que el vehículo sufre un terrible accidente del que solo sale vivo e ileso David. Después de ello, tendrá un breve encuentro con Elijah Price (Samuel L. Jackson), un hombre que posee una fragilidad en los huesos mayor de la habitual y que su gran conocimiento en los cómics podría ser la respuesta a por qué David sobrevivió al siniestro.

Debo admitir que tras ver trabajos tan distintos entre sí de Shyamalan como fueron Señales, El Bosque o La Joven del Agua, no sabía muy bien que podía esperarme de esta cinta que mezclaba suspense y el mundo de los superhéroes.  Y qué bien me ha venido en esta ocasión no saber casi nada porque he salido gratamente sorprendida. Desde su prólogo que te sitúa tiempo atrás en la historia que nos van a contar pero es muy relevante, te da la sensación que no hay nada igual a lo que vamos ver.

La labor técnica de esta película es maravillosa en todos sus apartados: Su fotografía no podría estar más cuidada y ser más homenaje a los cómics, que va desde unos larguísimos planos secuencia, panorámicas, desencuadres, el uso del color (esto sobretodo cobra más sentido una vez has visto el film en su totalidad) y su banda sonora que se va mimetizando a la perfección con las imágenes que aparecen en pantalla. Los actores tampoco se quedan atrás. Aunque puedan parecer un poco fríos al principio, es cuestión de que la historia avance para que vayamos viendo una evolución más palpable  y desemboque en un final que puede producir todo tipo de sensaciones.

El Protegigo (Unbreakable)

Pero lo que más me ha gustado es el mensaje, o mensajes, según se quiera ver. No tienes porque llevar un traje de cuero y tener unos poderes impresionantes para ser un héroe, solo se necesita una pequeña habilidad y el saber como explotarla. Y que siempre habrá una persona diametralmente opuesta a ti pero que al ser tan distinta, lo quieras o no, te complementa.

Quiero creer que esta película en su día no tuvo el éxito que merecía porque no supieron venderla bien. Tampoco tuvo que ser fácil para su director estar a la altura de un éxito crítico y de público como fue su anterior largometraje, El Sexto Sentido. Afortunadamente, con el tiempo se ha ido ganando su estatus como película de culto. Y desde aquí os animo a verla, vedla varias veces que es de esas películas que cada vez que las ves, descubres algo nuevo.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos