Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Fantasía

Crítica película Fantasía

Hoy vengo a hablar del tercer largometraje de Walt Disney, que poco a poco se ha ido convirtiendo en una película de culto de la animación: Fantasía.

Todo comenzó en 1938, cuando Walt Disney estaba cenando en un restaurante de Beverly Hills y se encontró con el director de orquesta Leopold Stokowski. Por aquél entonces, Disney quería hacer un cortometraje con Mickey Mouse como protagonista llamado El aprendiz de brujo, y le comentó a Stokowski si querían encargarse de la dirección musical de éste. El director de orquesta aceptó la oferta y, fans uno del otro como eran, empezaron a trabajar en algo que se convertiría en un largometraje lleno de música, experimentos, aprendizajes y magia donde El aprendiz de brujo formaría parte de todo esto.

fan-1

La película empieza de una forma inesperada en un film de Walt Disney de aquella época: con personas de carne y hueso en vez de dibujos animados. Mirando a cámara, hablando con el espectador y de forma cómica, el compositor, crítico musical y locutor de televisión y radio Deems Taylor, es el encargado de presentar la película y cada una de sus escenas. Si hay que destacar algo de Fantasía es que no nos encontramos ante una película de narrativa clásica, sino que está dividida en ocho escenas diferenciadas entre sí por las piezas musicales y sus compositores, por los personajes y por sus mensajes e “historias”.

Las primeras escenas son más abstractas y experimentales, con las sombras y las luces como máximo exponente, así como mostrar el movimiento de la música a través de ondas de colores que danzan al ritmo de la melodía (hasta la fecha, ya habían habido cortometrajes de otros cineastas que habían utilizado esta técnica, pero era una novedad que Disney lo utilizara en uno de sus filmes -y sigue siendo extraño), pero después continua con escenas de personajes como hadas, centauros, animales, almas en peregrinación, demonios o al mismísimo Mickey Mouse, que protagoniza la escena de El aprendiz de brujo, sin duda la más conocida por el público de hoy, donde se nos muestra como el famoso ratoncito usa su magia para dar vida a una escoba y que haga el trabajo pesado por él.

maxresdefault

Fantasía es una película perfecta para aprender sobre la música clásica y sus compositores, donde la ciencia, la mitología y el arte aportan su granito de arena para que aprendamos divirtiéndonos y para dar vida a la música. Se nos presenta a la Noche y al Día, al Bien y al Mal (que, bajo mi punto de vista, éste puede tener dos finales en el film: o es totalmente eliminado por el Bien, o simplemente se esconde a lo alto de una montaña tapado con las alas del mismísimo Satanás, esperando un nuevo aquelarre para volver a ser del todo visible), a la Vida, desde la existencia de las primeras células, pasando por la llegada y la desaparición de los dinosaurios, y al Amor. Se nos presenta también a un “personaje” fundamental en toda la filmografía de Walt Disney (y del cine en general): la Banda Sonora, un gag especialmente divertido y fuera de las escenas del film, que se convierte además en una forma de conocer a todos los instrumentos y sus sonidos.

Si hay que destacar una imagen entre todas las que hay en el film, que son todas una maravilla y las hay de geniales como la del Diablo y la danza macabra de sus secuaces, yo me quedo con la de Mickey Mouse apareciendo un momento junto a Deems Taylor que, a pesar de verse los dos en siluetas solamente, podríamos decir que es la primera película Disney en juntar un personaje de animación con uno de carne y hueso.

gif-mickey-shake-hands

Por supuesto, ante un film con una animación que necesitaba ser tan elaborada, Walt Disney contó con animadores de su confianza que ya habían trabajado con él. De hecho podemos percibirlo a través de personajes que ya parecen haber aparecido en otras películas suyas, así como el buitre que es idéntico a los que salían en Blancanieves, el burrito es exacto a los niños asnos de Pinocho, y los querubines ya habían aparecido en Silly Symphonies, una serie de cortometrajes de animación producidos por Walt Disney entre 1929 y 1939, conocida especialmente porqué fue la primera vez en aparecer el Pato Donald, Pluto sin su amigo Mickey y por un cortometraje que ha pasado a la Historia llamado The Skeleton Dance (el cual parece que en Fantasía también se inspiraron algo en él para la secuencia del Diablo y sus demonios). Me pregunto, además, si la escena de las elefantas volando por culpa del aire era una alusión a Dumbo, el próximo film de la compañía que se estrenaría casi un año más tarde, y del que hablaremos la semana que viene.

ad5a02aa06c959eaf51978d0cc205937

Fantasía, que fue dirigida por James Algar, Samuel Armstrong, Ford Beebe Jr., Norman Ferguson, Jim Handley, T. Hee, Wilfred Jackson, Hamilton Luske, Bill Roberts, Paul Satterfield y Ben Sharpsteen, se estrenó en noviembre de 1940 y tuvo todo tipo de críticas, pero desafortunadamente no tuvo éxito en cuanto a taquilla y no se recuperó el dinero invertido en la obra. Hay que decir que parece un film extraño y que ni siquiera encaja en el cine que se proyecta a día de hoy porqué no tiene una historia fija a seguir, pero es un film que gana a cada minuto, que entretiene y enseña, y que está lleno de músicas hermosas que todos conocemos e imágenes dignas de ver una y otra vez. Ah, y como es así de atemporal, jamás pasará de moda.

Artículos similares
21 Black jack | Crítica de la película

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos