Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Fe de etarras

Crítica película Fe de etarras

Fe de etarras es la segunda película española de Netflix, dirigida por Borja Cobeaga y escrita por Diego San José y un poco por Borja Cobeaga también. ¿Qué de que os suenan estos nombres? Pues de que son los guionistas de Ocho apellidos vascos. Pero por si no lo sabéis, estos dos tienen comedias, incluso mejores que esa, como Pagafantas o No controles.

Volviendo a la película, Fe de etarras empezó a crear ampollas, ya antes de su estreno, cuando Netflix colocó una pedazo de pancarta publicitaria con el lema “Yo soy español, español, españoooool” con el español, español, españooool tachado. Se ofendieron los españoles muy españoles, se ofendieron las victimas del terrorismo y toda esa gente que se ofende automáticamente en redes sociales. Y todo esto sin saber de que trataba la película.

De que trata Fe de etarras

En el cálido verano de 2010, en una capital de provincia española, un peculiar comando etarra espera una llamada que les haga entrar en acción.

El grupo está formado por Martín (Javier Cámara), un veterano que necesita demostrar que no es cobarde; una pareja, Ainara y Álex (Miren Ibarguren y Gorka Otxoa) cuyo compromiso depende de la continuidad de la banda; y Pernando (Julián López), un manchego que piensa que al entrar en la banda se convertirá en un personaje de acción como Steven Segal o Sylvester Stallone y además está muy solidarizado con la causa vasca.

Los cuatro se encuentran atrincherados en un piso franco mientras parece que la llamada nunca va a llegar. A todo esto, por si no habéis coincididos las fechas, la selección española de fútbol está disputando el Mundial de Sudáfrica y todo el mundo lo está celebrando a su alrededor, para mayor frustración del disfuncional comando.

Crítica de la película Fe de etarras y hacia los ofendidos

Fe de etarras es una insólita comedia de humor negro que demuestra, de nuevo, que Borja Cobeaga y Diego San José son valientes y que no se muerden la lengua a la hora de contar sus historias. Aunque se trata de una comedia que por momentos me ha hecho reír a carcajadas, también tiene sus ápices dramáticos, si audaz historia y una reflexión o conclusión final muy interesante.

Los cuatro protagonistas están espectaculares. A mí personalmente me ha encantado Julián López que cada vez que habría la boca en la película me hacía reír, pero como digo, el reparto es genial.

Fe de etarras - Netflix

Y sí, ahora vienen los insultos… no hacia la película., no.

La publicidad de Netflix, puede gustar mas o menos (a mí sin duda me encanta) pero lo que está claro que no está faltando al respecto a nadie, sobre todo porque la película en ningún momento, ni de lejos, pretende glorificar a la banda terrorista, ya que más bien la parodia y la caricacturiza a mas no poder.

Aquí no se trata de normalizar el terrorismo o quitarle hierro al asunto. Pero a veces está bien contextualizar las cosas y ver más allá. Es más, la película no se ríe de las victimas precisamente, sino de los terroristas. Y es que yo soy de pensar que si al final te acabas riendo de esto, los terroristas no habrán conseguido su cometido que es aterrorizar y quizás se den cuenta que matar no es la solución. O no… pero ¿qué mas se puede hacer?

Por todo esto me parece ridículo el boicot que se propuso a Netflix, que la gente se ofenda ya por cualquier cosa… incluso han llegado a decir que Borja Cobeaga defendia a ETA… por favor, uno de los creadores de ¡Vaya semanita! Menudo atajo de ineptos.

Estoy tan cansado de los límites del humor (que no los hay) y de lo políticamente correcto, que al final es lo que se cuestiona con esta película… que solo me queda cagarme en Dios y en su puta madre (es que si no decía algún taco no me iba a quedar tranquilo).

La nota de filmfilicos
Autor
(AKA )
Descripción: Disfruta del cine como un niño de un juguete nuevo. Odia las películas que comienza a ver con una cierta expectación y que va descendiendo conforme avanza, pues se convierten en algo infumable, no tiene pelos en la lengua a la hora de opinar y nunca se censura nada. Autobiografía: Aunque no soy especialista en nada en concreto, me gusta bastante incordiar y reirme de casi todo... y hablar de cine claro. Frase: “Te pierdes en los detalles”.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos