Filmfilicos blog de cine
Home Actualidad Glosario para entender ‘Quién quiere casarse con mi hijo’

Quedan solamente cuatro días para que podamos disfrutar de la gran final del programa que más empatía y risión despierta de la parrilla de programación actual. Este dating show acaba enamorando más a los espectadores que a los propios concursantes gracias a su impecable casting y a la maravillosa edición, que hace que cada capítulo del programa se convierta en una verdadera obra de arte, ofreciéndonos los momentos más surrealistas y frikis de la historia de la televisión.

Todo esto ha dado lugar a la creación de un lenguaje propio que en ocasiones puede resultar un tanto abrumador, pero que, ante la ausencia de definiciones en el diccionario de la Real Academia, vamos a intentar darle significado a algunas palabras y expresiones que han catapultado a sus creadores a la cima de la antropología lingúística.

DIVINEO: ¿A quién no le gusta lo exclusivo? ¿quién no disfruta sintiéndose una verdadera V.I.P.? Seamos sinceros: a todos nos gusta ser unos disfrutones de la vida, y a eso es a lo que nos referimos con ‘ir de divineo’.

Esta palabra se la debemos a Sara, la pretendienta más glamurosa de Rafael, o, como ella misma se define “un ser divino con fobia a la pobreza”. ¿Cómo no amar?

divineo

AL LINKIN DOI: Tantísimos años usando términos tan aburridos y poco ocurrentes como ‘estar pendiente’, ‘percatarse’ u ‘ojo avizor’ hasta que llegó Rosa y su abundante léxico lleno de arte y salero y nos abrió un claro gramatical entre las nubes. A partir de ahora todo el mundo estará muy atento a cualquier cosa todo el rato, porque estar ‘al linkin doi’ está de moda.

Captura de pantalla 2015-03-06 a la(s) 15.41.08

PUTÓN FAMILIAR: La unión perfecta entre la chica fresca y la chica tranquila y reservada que todas llevamos dentro. Una muchacha suelta como gabete pero a la vez muy mujer de su casa. No confundir al putón familiar con el putón a secas. El putón a secas tiene la brújula moral totalmente estropeada. El putón familiar nunca vaga desorientado por los caminos de la vida. Los matices siempre son importantes.

SUDOKU Y GOMORRA: En Gomorra sí que sabían divertirse. Nunca un juego matemático pudo pervertir tanto a una ciudad entera. También se permiten variantes como ‘Somera y Modorro’, que significa “ligera somnolencia y/o sopor superficial” o ‘Sodomía y Gomera’, la película sobre tendencias sexuales en las Islas Canarias.

2

IRSE POR LOS HILOS DE BÚBEDA: Quien no se haya perdido a veces por las bellas hebras textiles de Búbeda, miente.

safe_image

Si habéis sido capaces de digerir todo esto sin haber sufrido un tumor cerebral: ¡enhorabuena!, pero la duchita que le tenéis que dar ahora a vuestra conciencia no os la quita nadie. Y recordad: la vida es un regalo y el lenguaje una bendición.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos