Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Hell Fest

Hell Fest - Filmfilicos, blog de cine

“Es más fácil morir yendo en coche a un parque de atracciones que estando dentro de él”. Eso afirmaba uno de los personajes en la tercera entrega de Destino Final antes de subir a una montaña rusa mortal. Y es que aparentemente tiene razón, pues se trata de sitios que están bajo una revisión constante para que todo funcione bien y cuyo objetivo principal es que el público que acude pase un muy buen rato. Es por ello que, cuando el género de terror juega con las posibilidades que ofrecen estos sitios, se producen unos resultados cuanto menos dignos de mención.

Un grupo de amigos acuden a Hell Fest, un parque temático de terror que ha llegado a su ciudad durante la época de Halloween. Pero lo que parecía una noche divertida entre sustos gracias al espectáculo y las diferentes atracciones pronto se convertirá en una pesadilla cuando tengan que luchar por sobrevivir a un asesino que se ha dispuesto a dar caza.

Quiero dejar claro que, tras leer la sinopsis, la película da todo lo que se podría esperar de ella, así que quien busque una “reinvención” del subgénero slasher que busque en otro sitio. Si ya se tiene esto en mente, los fans de este género pueden estar de enhorabuena, pues aquí pueden encontrar una cinta dignísima siguiendo el clásico esquema sin mayor pretensión y que es 100% disfrutable.

Hell Fest

Me atrevo a decir que la mayor virtud del film es todo el diseño de producción. Como persona que adora todo lo que tiene que ver con las casas de terror en los parques de atracciones, Hell Fest es una especie de paraíso en el que no importa hacia que lado se mire que siempre va a encontrar algo interesante. Espejos falsos, zonas radiactivas, científicos locos, payasos maníacos, mausoleos y cualquier clase de infierno que uno de pueda imaginar, entre muchos otros. Por si fuera poco, toda la estética que rodea al mencionado Hell Fest está muy cuidada, desde la fotografía con colores neón, la música a medio camino entre sintetizadores y electrónica, un montaje milimetrado y un emplazamiento inmejorable de la cámara. Todos estos detalles hacen que la experiencia en el parque sea muy inmersiva y haya cierta intención de rememorar los slashers de los años 80 aunque ambientado en la actualidad.

Por lo general siempre me he mostrado muy crítica con los jumpscares, pues suelen ser sustos muy fáciles que no aportan nada a la trama y que una vez les has pillado el truco, la fórmula resulta fácil de adivinar. Sin embargo, quiero romper una lanza a favor en este caso, pues cualquiera que haya entrado a una atracción de un calibre similar sabe como se las gastan, por lo que aquí sí puedo justificar hasta cierto punto que la mayoría de los sustos empleen esta sencilla y manida técnica con un montaje de sonido igual de ciudado. Aunque como no podía ser de otra manera, no siempre funcionan adecuadamente.

Hell Fest

Los personajes pese a ser estereotipos (la protagonista tímida, el chico que intenta impresionar a dicha chica, la amiga con aspecto más punk que ama todo lo relacionado con el terror y una lista de otros personajes que no cuesta mucho imaginar), logran hacerse querer con el suficiente carisma especialmente en los casos de Natalie y Taylor, algo que no rivaliza con el saber que van a morir y querer ver como sucede, lo que me lleva al siguiente punto, las muertes. ¿Qué sería una película como esta sin un buen número de muertes? Puede que esta sea la sorpresa negativa, ya que con todas las opciones que ofrece ese parque el número de muertes grotescas que se ven en pantalla son escasas. Satisfactorias, pero de algún modo se sienten insuficientes.

Esto último se debe en parte a que hacia el tercer acto de la cinta el ritmo se siente apresurado en el mal sentido, privando de darles a los personajes un final algo más espectacular. El ritmo es bastante irregular a lo largo de la película: Puede tardar un poco en arrancar y cuando quiere cerrar puede parecer que no saben muy bien cómo, desembocando en una escena final incalificable. Y por ponerme un poco más quisquillosa, habría estado bien que al asesino le hubiesen dado un motivo concreto para matar más allá del estos son los protagonistas. Bueno, y tampoco habría estado de más que llevase una máscara un poquito más personalizada como el caso de Feliz día de tu muerte.

En líneas generales, es un divertimento puro que ofrece todo lo que se le pide y ahora que se acerca Halloween es una muy buena opción si alguien quiere decantarse por una película reciente.

Artículos similares
Mary Poppins

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.