Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Series Hijos de la Anarquía

Sons of Anarchy. Reseña Serie

#TheFinalRide para Sons of Anarchy fue este año, pero la serie inició su camino y se mantuvo en carretera por siete años ininterrumpidos desde el 2008. Motoqueros, dramas familiares, viaje por el submundo de las drogas y las armas, culto a la violencia, cuestionamientos morales y una pisca de romance…what’s not to love?

La serie es creada, escrita y producida por Kurt Sutter (quien además personifica a Otto, personaje recurrente fenomenal y sufrido) y protagonizada por Charlie Hunnam (Jackson “Jax” Teller), Katey Sagal (Gemma Teller) y Ron Perlman (Clay Morrow).

A grandes rasgos y para no entrar en spoilers, Sons of Anarchy relata las vicisitudes del club de motoqueros de nombre homónimo. El club no se dedica a juntarse los fines de semana en plan de hablar de su amor por las Harleys, sino más bien un poco de eso y otro más de: venta de armas a otras organizaciones y tribus, ser la verdadera ley del pueblo de Charming en California y meterse en cualquier asunto turbio que se les presente por el camino. Sería algo así como “Michael Corleone se compra una Harley”.

En el medio de todo eso, se encuentra nuestro protagonista Jax Teller, quien lucha por sacar al club adelante de la forma correcta, mientras lidia con equilibrarlo todo con su familia y lo “moral”. Más allá de que sea en demasía atrayente para nosotras el público femenino, es un personaje que en un principio quería hacer las cosas bien y por las buenas, uno de los pocos (por no decir el único) que se daba cuenta que el club, sus asuntos y ellos se estaban yendo al carajo, y que había que rescatarlo cuanto antes se pudiera. Pero, no sería muy spoiler decir que Jax se termina convirtiendo en aquello de lo que tanto buscaba escapar. Si miras la serie, es algo que se vuelve muy predecible.

En resumidas cuentas, Sons of Anarchy es la lucha de Jax por hacer lo mejor para el club y las consecuencias de todo eso, que por lo general son muy malas.

Pero tengo que ser clara en algo: más allá de ser Jax el protagonista , o de la buena actuación de Ron Perlman, el alma de la serie y personaje master es el de Gemma Teller. Todo gira en torno al personaje de Katey Sagal (dato anecdótico: es la esposa del creador de la serie y canta varias de las canciones de la banda sonora), es la que mueve y manipula los hilos de todo lo que sucede a nivel personal en el club y sobre todo con su hijo Jax. Tiene las mejores líneas, la mejor actuación y en un círculo dominado por los hombres…a final de cuentas, ella es la presidente. Es un tipo de personaje que a lo largo de la serie despierta mucho odio y simpatía…y todos sabemos que esos son los mejores.

Para finalizar con la sección anti spoilers, solo quiero hacer unas críticas y una advertencia:

Las críticas son en cuanto a:

-La duración de la serie: hay temporadas que sinceramente encuentro irrelevantes para la historia y se sintieron totalmente relleno. Si me preguntaran ahora, pese a mi mala memoria, no recuerdo algún suceso que marcara fuertemente la trama. Primera y segunda temporada no tengo ninguna queja: mantienen un ritmo continuado y entretenido. La tercera, cuarta y primer mitad de la quinta…son bastante aburridas. Es que después de las primeras dos temporadas, uno como espectador se acostumbra a la serie y sabe lo que va a venir, por lo que no hay muchas sorpresas. Sons of Anarchy había entrado en una especie de estancamiento. Con los últimos episodios de la quinta, se empieza a vislumbrar que se está preparando el terreno para los que serán los conflictos finales, por lo que hay un repunte. La sexta y la séptima son absolutamente geniales…sobre todo el final de la sexta que nos da el principio del fin.

-El patriotismo Americano: La serie es un producto del Tio Sam de pie a cabeza. Los Sons son todos nacidos en Estados Unidos, siendo los únicos extranjeros un escocés y un puertorriqueño (Ey! Puerto Rico es un “estado libre asociado” de USA) así que no cuentan mucho. El resto, latinos, afroamericanos, árabes, chinos, etc, etc…son todas bandas rivales y usualmente los “malos” de la serie. Se bordea el racismo de manera seguida…si es que no se cae directamente en él. Es una realidad que los clubes motoqueros de por ahí deben de ser así, pero no me deja de ser molesto que aparezca la Old Glory a cada rato.

La advertencia corre así:

Es una serie totalmente amoral. Todo vale aquí, así que si sos un televidente del tipo que se toma muy a pecho los actos de los personajes…esta serie no es para ti.

Sección “pura spoiler”: Evaluación de The Final Ride

Sons of Anarchy. Reseña Serie

Cuando termino de mirar una serie, inmediatamente después de ver el último episodio, me miro el primero de nuevo. Esto sirve más que nada para ver la evolución de los personajes y si los conflictos planteados en el piloto llegaron a una conclusión. (que son generalmente los que mueven la trama a lo largo de la serie) . En Sons of Anarchy, esto es muy marcado: parecería que el episodio final es la respuesta inmediata a todo lo que plantea el Piloto.

La presencia de JT (padre de Jax) a lo largo de la serie siempre estuvo muy marcada a través del manuscrito que deja a sus hijos, de las ideas que transmite y a lo último con Jax escribiendo su propio legado. La relación de Jax con su padre nunca terminó de estar muy clara: por momentos los idealizaba, por momentos lo criticaba.

Sin embargo, después de tener a lo largo de la serie los monólogos de JT, terminas de entender porque son tan importantes.

Mientras que Teller padre se suicida (porque eso es lo que fue: por más que Clay saboteara su moto, la conocía muy bien para darse cuenta de algo no estaba bien en ella) debido a que no encontraba una solución para su vida y lo que lo rodeaba, Jax hace exactamente lo mismo pero con una diferencia de por medio muy grande…logra los cometidos de él y su padre con el club.

Jax es un personaje en constante cambio a lo largo de la serie: es una cara de la moneda al principio de la serie, y la otra cuando estamos llegando al final. Salvo con algunas actitudes, y por salirse del tema de las armas como sea, Jax se vuelve aquello que tanto criticaba. Este es uno de los motivos por los cuales entiende que el único final posible para él es la muerte: para salvar al club, necesita destruirse él.

Como ya mencioné antes, la tercera, cuarta y primer mitad de la quinta temporada, son bastantes irrelevantes. Pero si hay algo que nos dejaron es la transformación de Jax, el cual se pierde gradualmente y más aún con sucesos marcados: empezando con la muerte de Opie y poniéndole el toque final la muerte de Tara.

Ella era la razón de Jax para salirse del club, desde el principio se entendió que Tara no iba a poder lidiar con esa vida, aunque hubieron intentos de hacerlo. Con hijos pequeños de por medio, y sobre todo a partir de la quinta temporada, Tara se da cuenta de que no era posible criarlos así.

Hubo un tiempo que Jax había accedido a salirse y llevar una vida de familia con Tara, pero no sabía bien que iba a ser de su vida sin el club. Las situaciones se iban sucediendo, y Jax se sumergía cada vez más con la dirección de SAMCRO, queriendo ver realizada la visión de su padre.

Tara es empujada al límite, llegando incluso al punto de pensar en revelar toda la información del club, pero Jax teniendo casi todos los cabos atados con el tema de las armas decide entregarse a la justicia para que su familia pueda vivir una vida normal lejos de Charming. Esa decisión es tomada por puro sentido de la rectitud y amor hacia los otros, y es la última que se verá antes del final de la serie…porque el motivo para hacer lo correcto desaparece a manos de su madre.

Todo lo anterior nos lleva al último capítulo de la serie. Jax ha matado a un miembro, por los motivos equivocados, y el castigo de eso es la muerte a manos de su club. Los otros no iban a matarlo (puede que haya hecho las cosas mal, pero siempre tuvo el respeto y amor de los otros integrantes), así que perfectamente podría haber huido y criar a sus hijos en algún lugar, o irse solo y crearse otra vida. Pero nada de eso hubiera funcionado, simplemente porque había perdido el sentido de su existencia ante la imposibilidad de estar en el club. Creo incluso que si Tara hubiera estado viva y finalmente se hubiera salido del club,  de igual forma las cosas no habrían funcionado para Jax.

Así que por todo esto, la muerte de Jax me pareció el final correcto para él mismo y para la serie. Era algo necesario e inevitable.

Antes de terminar como JT, su hijo tenía que ajustar cuentas…y entre ellas se encontraba su madre.

La relación de madre e hijo entre Gemma y Jax siempre fue extraña.  La necesidad de controlar todo por parte de Gemma no tenía límites, y su hijo era el punto de más atención.  Si la Sra. Teller hubiera nacido siendo hombre, habría estado en la presidencia del club seguro que por varios años. Pero le toco ser mujer, y la manera de escalar en el club era siendo “old lady” no de uno, sino de dos presidentes. A Jax, desde que al inicio le pide a Clay que lo endurezca, siempre lo quiso para ser el líder…lo crío en esa y para eso! Durante varios años hizo y deshizo con su hijo, hasta que volvió a aparecer Tara. Su nuera era una rival a medida para Gemma, la cual le obstaculizaba tomar las decisiones que quería y tener una libre influencia sobre Jax…e incluso pienso que le tenía muchos celos.

Sin embargo, creo que en el fondo Gemma quería a Tara (por ser su reflejo en alguna medida) y que asesinarla fue fruto de años de rencor, por el papel que ocupaba en la vida de su hijo.

Gemma sabía muy bien que Jax la iba a matar por lo que había hecho, y uno que mira la serie también se lo veía venir. Es que no había otra opción: la madre había criado al hijo para hacer todo lo que conllevaba esa vida…como se dice por mi país “estaba para esa”.

Un último punto a tratar del capítulo final es la presencia de símbolos.

El más destacado es el personaje de la hurgadora, que uno termina de entender que es la Muerte conforme avanza la serie. Es un vaticinio de que alguna muerte de importancia va a ocurrir. También siempre andaba rondando a Jax, lo que nos adelanta el posible final de su personaje. Es el “Mister Mayhem”.

Pero también hay presente simbología de tono religioso: el pan y el vino. Por lo que cabe preguntarse… acaso Jax podría ser Jesus?? Y antes de que digan que estoy volada, piénsenlo: Jax se sacrifica para que perdure algo, que para él es un estilo de vida, algo que ama, su religión. El se sacrifica en parte porque era el final que debía tener su vida, y para salvar a su sede de que le cayeran las otras arriba. Se sacrifica en pos de la permanencia de algo más grande que él.

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.