Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas It Follows

Crítica película It Follows en el blog de cine

It Follows es el segundo largometraje del director David Robert Mitchell, que debutó en 2010 con otro acercamiento a la difícil y complicada existencia adolescente, ‘El Mito de la adolescencia’. En su nueva propuesta, cuenta una fábula sobre el miedo: a lo que está por venir, a dejar de ser niño, a estar desprotegido. En definitiva, un coming-of-age que dicen los americanos, el terrible a la par que intenso y emocionante paso de la niñez a la vida adulta.

Usa Mitchell dos elementos para trasladar al espectador el punto de vista de los jóvenes protagonistas: por un lado, la falta de presencia de figuras parentales, que únicamente aparecen fuera de plano y, por otro, la importancia del grupo de iguales, representado aquí por esa pandilla de amigos que protegerá a la protagonista hasta las últimas consecuencias.

De todos los detalles a los que presta atención el director para componer su relato, éste fue uno de los que más me gustó: un grupo de amigos cercano, real, reconfortante, que le da credibilidad a una historia paranormal. Ayuda que los personajes que forman este clan estén muy bien construidos y tratados pese a ser secundarios. Pero no podemos olvidarnos del hilo conductor de la historia: el sexo, porque a esta edad es lo que mueve su mundo, lo que quieren, anhelan y desean y lo que se vuelve un peligro en este caso, lo que les perseguirá sin descanso, reconvertido aquí en un espíritu trotador por obra y gracia de su original guion.

itfollows

La película cuenta con unos cuantos elementos más que la hacen sumamente interesante. Para empezar, el uso que hace el director de la cámara, con esos planos largos, lentos, pausados con los que consigue esa falsa y extraña calma que lo envuelve todo y que logra poner los pelos de punta. Y es entonces cuando piensas: algo viene, algo va a ocurrir y sin embargo no abusa de sustos ni de efectismos baratos y vacíos. Pero si el uso de la cámara es importante para configura el universo de It Follows, no lo es menos su localización.

El director sitúa la acción muy inteligentemente en una ciudad que es una metáfora de los terrores de sus protagonistas, un Detroit que acoge en sus entrañas a sus habitantes para devorarlos en cualquier momento y es que ese miedo y angustia de los protagonistas, queda reflejado en esos espacios abandonados de jardines sin podar, casas deshabitadas y monstruosas construcciones a las afueras. Los propios chicos advierten de los peligros de salir de su zona de confort en una de sus escapadas.

La fabulosa banda sonora merece mención aparte y es que los acordes electrónicos de la partitura de Rich Vreeland consiguen erizarnos la piel y ponernos en tensión, pero además también es melancólica y triste, y sino solo hace falta escuchar la pieza titulada “Jay” para comprobarlo.

Plagado de escenas memorables (la del coche, la presentación del espíritu y la del clímax final, entre otras), cuenta además con un reparto que encaja estupendamente. Caras casi desconocidas, con Maika Monroe (The Guest) a la cabeza y completado por la hermana comprensiva (Lili Sepe), la amiga gafapasta (Olivia Luccardi), el amigo enamoradizo (Keir Gilchrist) o el vecino de la otra calle (Daniel Zovatto),… It Follows es una buena y refrescante cinta de terror que, en sus 100 minutos, logra que nos importen los personajes, contar algo interesante y meter el miedo en el cuerpo.

¿Qué más se puede pedir? Sin duda, un gustazo encontrarse dentro del género con películas que cuidan los detalles y al espectador.

2 respuestas en este artículo
  1. Por todo lo que he leído a mucha gente, parece que esta película es de las que se aman o se odian. A mí me gustó mucho, y coincido bastante con tu opinión. Creo que aporta algo original al mismo tiempo que sirve de homenaje para otras películas del género.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos