Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Jennifer’s Body

Jennifer's body | Filmfilicos, blog de cine

La simple acción de un revisionado implica que a la película que se va a volver a ver tiene alguna característica especial que justifica el retorno a ella. Y es curioso comprobar como en ocasiones la percepción puede ser completamente distinta para bien debido a la madurez, tal y como ocurre en el caso de hoy. Os hablo de Jennifer’s Body.

Jennifer y Needy han sido mejores amigas desde que eran pequeñas, aunque ahora en el instituto no podrían ser mas diferentes en cuanto a físico y personalidad. Debido a un pequeño incidente, Jennifer se transformará en un súcubo con un hambre feroz principalmente por hombres y será tarea de Needy tratar de mantener a raya a Jennifer e intentar recuperar a su amiga.

Visto desde la distancia, la campaña de marketing alrededor de la cinta no le hace justicia alguna al contenido. Su principal reclamo publicitario por aquel entonces era tener a Megan Fox de protagonista de una película que parecía un thriller erótico cuando la realidad es que se trata más bien de una comedia adolescente que en ningún momento se toma en serio así misma y que sí recoge algunos de los elementos más sangrientos y fantásticos del terror. A pesar de no tomarse en serio a sí misma, posee un guion muy ácido en todo lo que respecta a los problemas típicos de la adolescencia y al mismo tiempo es capaz de darles una pequeña vuelta de tuerca a clichés del terror como pueden ser los roles de Jennifer y Needy, aunque recalcar que aquí prevalece la temática adolescente bordeando el coming of age sobre el terror, y que como toda buena banda sonora hecha en la década de los 2000 en las cintas adolescentes, recurre a temas pop rock que a más de una nostálgico le sacarán una sonrisa.

Otro aspecto notable en la ruptura de expectativas fruto de una desafortunada campaña de marketing es que se nota que no solo detrás del guion hay una voz femenina como es la de Diablo Cody, sino también la visión detrás de las cámaras de Karyn Kusama que ayuda a mantener esa narrativa femenina. No se recrean en el cuerpo de Jennifer cuando podrían hacerlo de manera más o menos justificada, y la propia Jennifer es alguien que usa abiertamente su cuerpo y su sexualidad a favor para conseguir lo que ella quiere sin tener que rendirle cuentas a nadie. Y, de hecho, cuando intentan arrebatarle y cuestionar de forma violenta todo lo que rodea a su sexualidad, al final se acaba convirtiendo en su arma más mortífera. Retomando el tema de la amistad entre los dos personajes principales, resulta estimulante como el principal conflicto es que si ambas son tan distintas entre sí, cómo pueden seguir manteniendo su amistad; se juega con la posibilidad de que haya algo más que amistad entre ellas o se cuestiona que si una amistad por muy bonita que haya sido en la infancia llega un momento en el que es mejor que cada una siga su propio camino. Y todo ello sin que el conflicto gire en torno a un único interés amoroso masculino.

Jennifer's Body

Deteniéndome un poco más en como Jennifer y Needy rompen con los estereotipos que representan (una por ser la animadora popular del instituto que sabe que es deseada y usa esto en beneficio propio y la otra por ser la amiga segundona con aspecto de empollona, pero siempre dispuesta a ayudar), su compleja relación también muestra las dos caras en cuanto a rivalidad y sororidad se refiere. Y ambas actrices hacen suyos los papeles. En el caso de Megan Fox, aparte de que su físico la hace perfecta para el papel y ella le saca todo el provecho sintiéndose cómoda, también se le puede ver cierta vis cómica muy creíble. En cuanto a Amanda Seyfried, también juega muy bien sus cartas como la amiga segundona reservando alguna que otra sorpresa. Lo que no resulta para nada creíble es que con su físico y su cara se vea limitada a hacer de la amiga que todos pasan por alto en detrimento de la otra, por muchas gafas y vestuario que intenten darle un aspecto menos agraciado.

Tal vez el único defecto que se le pueda achacar para la clase de película que pretende ser es que el tono desenfadado y mordaz no siempre está bien conseguido en cuanto a la comedia o al drama y que hay algunos elementos muy puntuales que se sienten como deus ex machinas. Por todo lo demás, me alegra haberle dado una segunda oportunidad. El contenido de la película de estrenarse en la actualidad probablemente fuera el mismo, pero la percepción y el recibimiento serían distintos.

Artículos similares
Estoy pensando en dejarlo - Crítica de la película

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.