Filmfilicos blog de cine
Home Nuestras cosas Jungla de Navidad

Jungla de navidad - Sobrevivir a la navidad

¿Habéis sobrevivido a todos los acontecimientos de Navidad? Nochebuena, la comida de Navidad, Nochevieja, el concierto de Año Nuevo, la comida de Año Nuevo… Es jodido ¿verdad?

Siempre empieza igual: “Celebremos la Navidad en familia… estaremos juntos y lo pasaremos bien”. Nadie puede negarse a eso, porque no reunirse con los tuyos (y ajenos) en estas fechas está feo, claro. Yo creo que debería existir un filtro, por ejemplo una especie de sistema de puntuaciones, parecido a Eurovisión, en el que los cuatro últimos clasificados no pudieran venir, eso sería perfecto. Pero de momento no es así y sólo existe una máxima: Si a tu familia de sangre no la puedes elegir, a tu familia política menos.

eurovision

Me presento en casa de mis padres vestido para tal acontecimiento. Nada más entrar saludo al bulto, ya son demasiados, y aunque al principio todos son risas, no tardan en silbar las primeras balas sobre mi cabeza: “¿Cómo va el trabajo?”, “Madre mía, ¿eres autónomo?” y pronto el fuego de artillería “¿Cuándo te vas a echar novia?”, “Ya tienes una edad para tener hijos ¿A que estás esperando?”. Pero eso no es lo peor, ya estoy escuchando esa carcajada estridente e inconfundible, huele a sabiduría popular y a ingeniería de barra de bar… ya está aquí EL CUÑADO.

Pienso que podría escapar reptando por el conducto de ventilación, pero aquí no hay, y ese falso techo no creo que aguantara mi peso, tendré que quedarme. Por fin nos sentamos en la mesa, apretados, y el cuñado tarda poco en hacerse con el control de todas las conversaciones (como buen cuñado 100% ibérico validado y firmado personalmente por Bertín Osborne), está en todas, y remata cada una de sus intervenciones con un “¿Sabes lo que te digo?”

Aprovecho que he perdido la cuenta de fantasmadas para ir un momento al cuarto de baño. Me miro en el espejo y trato de sacar de mi cabeza todos sus chistes de mierda, duelen más que caminar descalzo sobre una alfombra de cristales rotos. Miro un rato Twitter, me aferro a ello como McClane a Powell, y mientras pienso en cómo podría matarlo sin que se notara demasiado, y entonces… lo veo claro. Hay algo peor que la muerte: voy a llevarme la última cigala del plato.

alpowell

Vuelvo a la mesa decidido. Observo que aún quedan tres en el plato y hago tiempo picoteando, hasta que por fin… la última. Espero a que él haga el amago de cogerla, y en ese momento digo con voz alta y clara: “Pues yo creo que VOX sí es extrema derecha”. Se paraliza, me clava su mirada tal que Hans cayendo desde la planta 33 del Nakatomi. Tira mano a su móvil para rebatirme con artículos de mierda que lleva guardados en “favoritos”. Es el momento. Agarro el plato con el último crustáceo y le susurro: “Yipi kai yei, hijo de puta”. Es mi pequeña victoria.

Esto, amigos y amigas, es en resumen la Navidad. Meterte por compromiso en una fiesta que no te apetece y tratar de sobrevivir aguantando a uno o varios gilipollas a los que tirarías con ganas por el balcón, porque no lo olvidemos, la Navidad no empieza oficialmente hasta que alguien no tira a alguien desde el edificio Nakatomi. Ese sí es el verdadero espíritu navideño.

PD: Al final todos somos el cuñado de alguien. Nunca lo olvidéis. Feliz Navidad, año nuevo y todas esas movidas. Besis.

Autor
(AKA )
Descripción: Amante del cine en general, menos de las pasteladas romántico-comerciales en las que sin previo aviso suele gritar un “¿Pero qué coño es esto? Si considera que una película es mala, no duda en reventar el final o el guión, según esté ese día, quedáis avisados. Autobiografía: De pequeño un señor me dio una calcomania en la puerta del colegio, yo me la puse pero el LSD estaba mal cortado, de ahí me viene todo. Frase: “Todavía busco la película que me haga llorar”.

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.