Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Kill List

Kill List - Filmfilicos, blog de cine

Se suele decir que el ser humano es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra. Esto es completamente cierto si se aplica a varios ámbitos, y me atrevería incluso a decir que es capaz de tropezar más de dos veces. Sino a qué se deben tantas oportunidades, como el caso de hoy.

Jay es un soldado que trabaja como asesino a sueldo, pero después de su último trabajo en Kiev ha acabado con ciertas secuelas. Como consecuencia de ello, lleva ocho meses sin trabajar y la situación en casa con su mujer y su hijo es cada vez más tensa. Sin embargo, todo parece cambiar cuando un amigo y él aceptan un misterioso encargo.

Ciertamente, es fascinante lo que sucede con Ben Wheatley. Sus planteamientos son muy llamativos, en ocasiones incluso tiene un elenco de actores muy potente para dar vida a la historia. Y a pesar de contar con todos los ingredientes, siempre hay algo que se termina atragantando. Como si de alguna forma, todo empezase de forma correcta hasta que no tarda en torcerse. Desgraciadamente, con esta película sucede lo mismo, y es una pena porque tenía todas las papeletas para lograr un buen resultado, al menos conmigo.

Kill List

Todo parece comenzar bien. Quizá con un ritmo más pausado y en el que tal vez hasta el minuto veinte no sucede algo que pueda resultar desconcertante y que llame mínimamente la atención del espectador, pero bien al fin y al cabo. Podría aceptar este hecho si no fuera porque con mucha frecuencia el director decide irse por las ramas, teniendo conversaciones que parece que no aportan nada, cuando una historia como esta exige una narrativa más lineal. Pero he de reconocer que cuando por fin arranca da lo que promete en cuanto a vísceras y sangre se refiere, algo que por muy pequeño que sea se agradece.

A ello hay que sumar que la cinta es una mezcla de géneros un tanto particular e inclasificable. Comienza con un enfoque más dramático centrándose en la familia para dar paso a ese misterioso encargo con unos toques más propios del thriller o del suspense, e incluso de la acción. Y por si esto fuera poco, su tercer acto parece sacado de una película de terror. Esto tampoco sería un problema si estuviera bien equilibrado el conjunto, pero no. Los cambios resultan bruscos e incluso pueden llegar a confundir al espectador, pues llega un punto en el que uno no sabe muy bien lo que está viendo. Aunque viéndolo por el lado bueno, eso añade el factor de la imprevisibilidad, algo que se mantiene hasta el último minuto.

Respecto a los personajes, el sentimiento que surge hacia ellos es la más absoluta indiferencia. Con lo fácil que habría sido centrarse en el estrés postraumático de Jay y llevarlo hasta las últimas consecuencias en el primer acto. En cambio, lo que se obtiene es un sinfín de situaciones, o más bien discusiones que van de cero a cien en unos instantes, algo que en lo personal me sacaba de la película constantemente y en las que no se llega a conocer bien a los personajes, o al menos un mínimo de que provoquen sentimientos. Se puede llegar a entender que los personajes se comporten de forma poco convencional (Lanthimos es un perfecto ejemplo), pero para ello hay que asegurarse de crear un entorno igual de poco convencional y que incluso en su rareza sea coherente, no que suceda todo porque sí.

Kill List

Por si todo lo demás no fuera suficiente, llega el clímax y es para quedarse a cuadros. Se han dado ciertas pistas con anterioridad, pero nadie podría imaginar el desenlace. Se trata de una cosa tan loca que puedo entender opiniones dispares, y yo no puedo evitar posicionarme a favor. Con una escena no recomendable para claustrofóbicos que sirve de preludio, se da paso a un suceso que lo mismo puede ser un disparate como una genialidad, o ambas, eso ya queda al criterio de cada uno. Ojalá el resto de la cinta hubiese tirado más por esos derroteros

En resumen, como ya le sucediese a High-rise o a Free Fire, Ben Wheatley sigue sin convencerme, y no me atrevería a recomendarla debido a lo extraño del conjunto. Siento si la opinión es bastante dispersa, pero es como la película en sí, de la que no se puede sacar nada en claro.

Artículos similares
Mary Poppins

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.