Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas La caza

La caza

En 1961 William Wyler dirigía la película The children’s hour (La calúmnia) basada en la obra teatral de Lillian Hellman. La historia giraba entorno a dos profesoras de una escuela privada que un día ven truncado el porvenir de su carrera cuando una de sus alumnas decide contar una mentira como venganza a un castigo.

Es casi inevitable recordar la película de Wyler con sólo ver el primer tramo de La caza, ya que el punto de partida viene a ser el mismo aunque las mentiras contadas por las niñas distan, en lo que a motivos se refiere, de un caso al otro.

En La caza, Thomas Vinterberg, cuenta la historia de Lucas un profesor que ve como toda su vida cambia cuando una de sus alumnas, demasiado pequeña para tener conciencia de lo que está contando, da a entender a la directora de la escuela que el profesor ha abusado de ella. Desde ese momento el derrumbe social de Lucas es estrepitoso.

Pelicula La caza

Viendo la película una se plantea hasta que punto la presunción de inocencia se cumple. En un caso tan delicado como es el abuso de menores parece casi imposible posicionarse del lado del adulto acusado aunque, realmente, éste sea inocente. Cuando la semilla de la duda está plantada se vuelve muy difícil vislumbrar la realidad.

La sociedad no entiende de leyes por mucho que se clamen y cuando una ley no cumple las expectativas que hay puestas en ellas el pueblo se toma la justicia por su mano. Lucas se convierte en un personaje paralelo al Joe Wilson de Furia (Fritz Lang) que ve como injustamente el pueblo decide que es culpable y no le da la más mínima posibilidad de excusa.

Fotograma pelicula La caza

La comunidad en la que vive el profesor se cernirá sobre él de modo recalcitrante. Cada vez más intensamente, cada vez de un modo más agobiante actuando, las personas, como reflejo del ambiente que rodea los paisajes de la película. Campos, árboles, naturaleza al fin y al cabo que, contrariamente a lo que puede parecer, en lugar de significar libertad lo que provoca, en este caso, es sensación de angustia. Cielos oscuros, luces frías de invierno. La misma frialdad con la que los conocidos de Lucas trataran a su ser y a su inocencia.

1 respuesta en este artículo

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos