Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas La gran belleza

La gran belleza

La gran belleza de Paolo Sorrentino es una de las nominadas como mejor película de habla no inglesa en los Oscar de este año.

Sorrentino nos regala, bañada por un inmenso y atractivo poder visual, un producto de pura orfebrería, con planos limpios, estéticos y emocionantes. Nos regala la historia de Jep Gambardella, protagonizada por un magnífico Toni Servillo.

Jep es un escritor que ha vivido toda su vida del éxito de su primera novela. El resto de los años los ha pasado buscando la belleza que le inspirase para escribir la segunda. Una búsqueda al parecer inútil, consiguiendo sólo quedarse perdido por las noches de Roma.

Mucho se ha hablado a estas alturas de la película y conocidos son ya los parentescos establecidos entre ésta y la filmografía de Fellini, mayormente con La Dolce Vita intentando equiparar a dos personajes que ya quedan en el imaginario colectivo Marcello Rubini y Jep Gambardella.

Las comparaciones son inevitables siendo guiadas por enanos y religiosas impactantes. Por Roma y sus romanos. Guiadas también por la desilusión y la pérdida de fe en la sociedad. Comparaciones que también se pueden establecer con la magistral Fellini 8 1/2, concretamente con la escena del domador de fieras en la que éstas, tras la pérdida de su belleza en manos del tiempo ruegan ser recordadas por Guido, el protagonista.

La gran belleza nominada en los Oscars 2014

Inevitable resulta también relacionar la sensación que nos produce la vedette venida a menos llamada Lorena, saliendo estoicamente del pastel de una fiesta, con la nostalgia que se desprende de la hermosa escena entre Anita Ekberg y Marcello Mastroianni en Intervista, en la que ambos recordaban tiempos pasados en los que la belleza rezumaba de sus cuerpos perdidos dentro de la Fontana di Trevi.

Pero dejando de lado comparaciones basadas en meros iconos, personalmente creo que Fellini y Sorrentino se separan. Sin entrar en valoraciones innecesarias decir sólo que sus estilos distan ostensiblemente.

Pero, ¿qué es la gran belleza? Sorrentino nos hace navegar ante esta disyuntiva durante toda la película. Contraposiciones estéticas y conceptuales intentan ir desgranando la respuesta que el protagonista ha estado buscando durante toda su vida. Los absorbentes movimientos de cámara que con gran suavidad y pasión arremeten contra personas y paisajes hacen que el espectador planee sobre grandes fiestas, repletas de glamour, falsedad e hipocresía, la parte más simple de la belleza para súbitamente, sumergirle en el más místico sonido, en la más profunda magia de la noche, de los sentimientos, de la oscuridad. Es decir por la parte más racial de la belleza.

Critica de la pelicula La gran belleza

El protagonista busca encontrar en cualquier rincón una hermosura revelada en un instante, en una visión de antaño. Una belleza que resulta imposible que sea mesurada por ser subjetiva, por ser no sólo un concepto o una descripción, sino por ser un sentimiento vivo, por ser un gozo que quedó clavado en lo más hondo de su ser.

Música carnal, luces, bellos vestidos y bellas mujeres. Cultos corporales y falsedades sin ninguna base que sólo existen para disfrazar la cruda realidad que nadie quiere ver.

Memorable es la escena en la que Jep empieza a desgranar verdades, una a una, sobre la vida de Stefania, ante las cuales todos los presentes van incomodándose más y más hasta que la interesada tiene que abandonar la estancia al sentirse despojada de la hipocresía que le vestía, quedando desnuda ante todos ellos.

Critica de la pelicula La gran belleza nominada a mejor pelicula extranjera en los oscars 2014

Paseos entre vicios y vidas sinsentido, con seres incapaces de valorar ni lo profundo ni lo mundano. Avanzando sin más por la simple inercia que les lleva.

En este vacío está Jep buscando un truco, una sensibilidad, un destello que sea capaz de arreglar la decepción que le embarga. Una sencilla pista que le haga desembocar y reencontrar la gran belleza añorada.

3 respuestas en este artículo

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos