Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas La llamada de lo salvaje

La llamada de lo salvaje | Blog de cine filmfilicos

La llamada de lo salvaje es una película francesa basada en el libro homónimo escrito por Jack London en 1903; en la que su director Oscar Chris Sanders permite una convivencia directa entre la realidad y la animación CGI, que no termina de encajar pero que puede omitirse gracias a los aciertos de la historia.

Protagonizada por Harrison Ford, cuenta la historia de Buck, un perro doméstico al que la vida lo lleva a separarse abruptamente de su hogar en California y viajar solitario hasta llegar a Yukón en Alaska. Corre la década de 1890 y el lugar atraviesa la llamada “Fiebre del oro”. En medio de buscadores de tesoros y la fría nieve del invierno, Buck intentará sobrevivir y encontrar su sitio en el mundo que realmente puede estar más lejos de su hogar de lo que él esperaba. En esa búsqueda, el perro se encontrará con un amigo solitario de nombre John Thornton (Ford), que coincidirá en el camino y en los deseos con Buck.

La búsqueda de un tesoro, de un lugar o de una identidad puede ser un viaje emocionante y lleno de matices que se visualiza mucho mejor si está rodeado de gélidos paisajes que conjugan con las emociones de los buscadores, eso es algo que La llamada de lo salvaje logra bastante bien, aunque no consigue desdibujar la marcada línea que divide la animación de la realidad.

Pese a ese desfase entre el CGI (que no destaca precisamente por su buena calidad), los paisajes y los humanos, la película invita a un viaje que desconecta la mente de lo cotidiano y alegra, quizá porque la historia está contada de una forma inspiradora o porque a estas alturas todos amamos las películas con perritos, ¿o acaso aún queda algún desalmado que no haya sido conquistado por alguna de estas historias?

La llamada de lo salvaje (2020) - Harrison Ford - Filmfilicos blog de cine.

Debo decir que podemos ver la película tranquilos, pues sin caer en spoilers puedo decir que no terminaremos siendo un mar de lágrimas, como nos llega a suceder con la mayoría de las cintas de este estilo, sin embargo, sí puede llegar a conmover a los que somos más susceptibles, pero vale la pena. Y es que el viaje a sí mismo del grandioso Buck, está planeado de tal forma que nos invita a acompañarlo y nos hace sentir parte de su historia.

Otro fallo incómodo es que en más de la mitad de la cinta Harrison Ford prácticamente no aparece y el protagonismo, además del perro, se lo llevan personajes como Perrault (Omar Sy) a quien vemos formar lazos estrechos con el perro que determinan buena parte de su adaptación al nuevo entrono al que se enfrenta después de separarse de su hogar.

Aunque la disfruté, no puedo dejar de coincidir con aquellos que opinan que el trabajo hubiera obtenido un resultado artístico mucho más convincente si toda la película hubiera estado animada y, sobre todo, bien animada, pero evidentemente el cine no se hace a base de opiniones así que me limitaré a rescatar lo mejor de la cinta, como esta frase que considero muy atinada al momento coyuntural en el que se ha estrenado:

El mundo es un lugar peligroso. No sabes lo que puede pasar. Nunca se sabe…«

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.