Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas La mujer de negro 2: Ángel de la muerte

La mujer de negro 2 en filmfilicos el blog de cine

Es una muestra más de los intentos fallidos actuales de hacer una película de terror. La precuela, fue un proyecto bastante correcto, aunque ya hacía aguas por el tema del actor elegido para encarnar al protagonista, Daniel Radcliffe, a quien todos conocemos por ser Harry Potter. Después de ver a toda clase de monstruos contra los que se enfrentaba en la famosa saga, ahora tiene “miedo” de un fantasma ¿enserio? Quizás quiso apostar un por un cambio un tanto radical demasiado rápido.

Sobre la cuestión de si es necesario ver la primera película sobre La mujer de negro antes de ver esta segunda… apostaría por un si rotundo. Vale que en esta segunda entrega te cuenten un poco la historia del espíritu mortuorio pero ¿qué ha pasado con los habitantes del pueblo? Para preguntas de esta índole os vendrá bien.

Dejando todo lo anterior a un lado, continuamos con la trama que se nos presenta. Los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial a la población civil londinense, como ya sabréis, obligaba a evacuar a los niños al campo para mantenerlos a salvo. Ocho alumnos de uno de los colegios de la ciudad junto con su profesora, son trasladados a una aldea, más concretamente a una casa/mansión alejada de tal aldea, situada en una isleta rodeada por las marismas, a la que sólo se puede acceder mediante un camino que la mayor parte del tiempo esta inundado.  Todo muy lógico ¿no? Vamos a llevar a un puñadito de niños a un lugar alejado de la mano de Dios, abandonado por sus habitantes y con antecedentes negros en lo que a muertes de niños se refiere. Empezamos de lujo. Tanto niño en la casa del fantasmilla de luto eterno, si es que son caramelitos. Pero para rizar todavía más el rizo, resulta que la dama de negro se encariña de uno de los niños, Edward, quien ha perdido a sus padres.

Como podéis observar, la trama es muy pobre y no tiene una base consistente para desarrollar una historia. En la precuela la cuestión iba en torno a que ocurrió en aquella casa y con aquella mujer, pero una vez que ya lo sabes, el resto pierde interés y sentido.  Pero es todo un detalle que tengan en cuenta a aquellos que no han visto la anterior, ya que cuentan de forma resumida lo que pasó.

En cuanto a la estética del film, sigue fiel a la línea de su antecesora, incluso en la repetición de los “sustos” y las pautas. Además de hacer uso de los mismos clichés de siempre. ¿Quién se despierta en medio de la noche y tan sólo con la lumbre de una vela va de guía turística por el sótano? Y para colmo, como claramente todos haríamos, cuando la susodicha que va de turisteo por la mansión, estando ya en el sótano escucha un ruido y no se le ocurre otra cosa que preguntar ¿Hay alguien ahí?… si te contesta ya, apaga y vámonos. Todo esto es una muestra más del poco sentido que tienen las películas de terror. Del final del film ya ni hablamos, porque vuelve a quedar abierto como apuesta suicida de cerrar una trilogía.

Artículos similares
Sandy Wexler - Película de Adam Sandler

Quiéreme si te atreves | Crítica de la película

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos