Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Las tres luces

Crítica película Las tres luces en filmfilicos el blog de cine

Vuelvo a la carga con Fritz Lang. Hoy toca Las tres luces, una película alemana de 1921 con la muerte (o la vida) y el amor como principales protagonistas.

Con poco más de una hora y media, Lang nos transmite una historia llena de dolor, desesperación y pérdidas, pero también de amor, emoción y bondad.

Las tres luces de Fritz Lang

Una pareja comparte una diligencia con un extraño hombre de mirada fría, que termina por llevarse al chico. Cuando la chica se da cuenta de que se trata de la Muerte, irá en su búsqueda, al precio que sea, para conseguir traer de nuevo a la vida a su novio. Sin embargo, la Muerte no se lo pondrá fácil: de todas las vidas que tiene en su poder, elegirá tres (mostradas a partir de tres velas consumiéndose) para que la joven intente salvar una de ellas y, así, devolverle a su novio. No voy a decir quién gana, ni cómo, sólo voy a decir que trasmite dos mensajes estupendos: que el amor es más fuerte que la muerte, y que nadie quiere entregar su vida, por muy triste, desgraciada o pobre que sea.

Las tres luces (Der Müde Tod)

Las tres luces, construida a partir de un prólogo y un epílogo, y tres historias diferentes que muestran las vidas que metaforizan las velas que se consumen (aunque estas historias no aparezcan hasta los 30 minutos exactos de la película), tiene la estética del Expresionismo Alemán pero mezclando otras culturas, épocas, arquitecturas… Eso sí, del maquillaje no se libra.

Otro punto a destacar es cómo está rodada. No voy a dar muchas vueltas sobre este aspecto, por qué es lo típico del cine expresionista, y más del mudo: iris para enfatizar personas u objetos y hacer así primeros planos, contrapicados e iluminación dura para darle fuerza al personaje malvado, en este caso la Muerte, juegos de luz, así como la subida de la joven a la visita a la Muerte, donde vemos unas escaleras totalmente oscuras en la parte inferior (el infierno) e iluminadas en la parte superior (el cielo), trucajes como los encadenados, que dan paso a maravillosas escenas como las de los muertos cruzando el umbral de la vida y la muerte o la aparición de un bebé a manos de la Muerte.

Las tres luces en el blog de cine filmfilicos

Una anécdota interesante del film, es que los actores que interpretaban a la pareja de enamorados y la Muerte, cuentan con los mismos papeles de las tres historias. Es decir, el actor que interpreta a la Muerte (Bernhard Goetzke) siempre es el personaje que, en cada historia, llevará a sus personajes a la destrucción; la actriz que interpreta a la chica (Lil Dagover), es en todas las historias la amada que perderá a su novio si su destino no cambia; y el actor que hace del novio (Walter Janssen), es el personaje que deberá luchar contra la Muerte. Además, contamos con la interpretación del gran Rudolf Klein-Rogge, quién más tarde pudimos ver en películas de Lang como Metróplis o El Doctor Mabuse. Eso sí, con unas caracterizaciones ejemplares que hacen pasar estas coincidencias casi por lo alto.

Y tras este pequeño escrito, no me queda nada más que aportar además de recomendar esta película. Ya sé que suelo hacer esto a menudo, pero contiene unos mensajes tan maravillosos, que debería de ser una película un poco más comentada.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos