Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Los principios del cuidado

Crítica película Los principios del cuidado

Los principios del cuidado es una película original de Netflix, basada en la novela de Jonathan Evison y dirigida por Rob Burnett. Estamos ante un film independiente, que se desarrolla a modo de road movie y que al menos a mí, me ha resultado bastante interesante.

Sinopsis de Los principios del cuidado

Ben es un escritor, que tras sufrir una tragedia familiar, decide dejarlo y dedicarse a cuidar enfermos. Tras superar un curso de 6 semanas para formarse, Ben conoce al que puede ser su primer cliente: Trevor, un chico de 18 años con distrofia muscular, con un peculiar sentido del humor, con una forma de ser muy borde y una forma de vida muy rutinaria.

Al poco tiempo de conocerse, Ben propone a Trevor embarcarse en un viaje por carretera, para de esa forma, sacarle de su rutina y vivir un poco, a pesar de su parálisis. Además, y aunque no lo reconozca, Ben aprovechará para huir (o luchar) contra sus propios medios, como el divorcio que no se atreve a darle a su mujer.

La escusa del viaje es sencilla, visitar los sitios que mas han llamado la atención de Trevor, viéndolos por la televisión, entre los que se incluye “El hoyo más profundo del mundo”. Lo que no se esperan es que la carretera está llena de emociones que les obligarán a improvisar y adaptarse a las nuevas circunstancias.

Crítica de la película Los principios del cuidado

Aunque catalogan al film como un drama (y sin duda lo es), a mi me ha hecho reír, mucho mas de lo que lo consiguen muchas comedias. Esa forma de tratar una situación tan jodida, me parece algo admirable, y ojala muchas personas con ese tipo de enfermedad pudieran disfrutar de cuidadores como Ben.

Muchos dicen que la película está cargada de tópicos de cine independiente y yo me pregunto ¿No será por qué se trata de una película independiente?

Además del ritmo, los diálogos y la frescura de ese humor tan retorcido, sin duda las interpretaciones de los dos protagonistas son idóneas. Por un lado encontramos a Trevor, interpretado por Craig Roberts, que sin alardes, sin decir “es la mejor interpretación…”, consigue un gran trabajo. Por momentos me hace creer que realmente está postrado en esa silla. Y por otro lado tenemos a Ben, interpretado por Paul Rudd, que sin duda es el complemento perfecto. Creo que hace una actuación sensacional, esa forma de saltar de la comedia al drama, sin despeinarse.

Lo que no me cabe en la cabeza, y por poner un pero, es quien pensó que Selena Gomez podía llevar adelante ese papel. En ningún momento de la película consiguió transmitirme nada, nunca creí que fuera una chica descarriada, perdida, en busca de un futuro mejor en un lugar lejano al de su ciudad natal y que para ello hace autoestop para llegar a su destino. Como mucho, conseguía transmitirme cosas, a través de la visión de Trevor, de la propia muchacha… no se si me explico.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos