Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Los tres reyes malos

Crítica de la película Los tres reyes malos

Este lunes pasado tuve la oportunidad de asistir al pase de Los tres reyes malos (pésima traducción de The Night Before; vale que literal no tenga mucho sentido en castellano, pero utilizar a “nuestros tres reyes” aún sin guardar ningún tipo de relación con el argumento… no me convence) en la sala Sony. En la sala pude escuchar comentarios en plan “vamos a disfrutar de un peliculón”, en tono jocoso. Lo cierto es que me alegra que haya gente que no vaya siempre en pos de criticar duramente este tipo de películas, sino de disfrutarlas como debe ser. Y es que no puedes tomártelas en serio. Y si entre el reparto se encuentra Seth Rogen (The Interview, Juerga hasta el fin o Superfumados serían las más similares), puedes imaginarte por dónde va a ir la cosa.

Desde ya puedo decir que si lo que quieres es pasar una tarde/noche en el cine con amigos y reírte y pasártelo bien, esta es tu película (especialmente ahora que ya estamos casi en Navidad, porque la verdad es que este tipo de películas, ambientadas en estas fechas, en pleno verano -personalmente- no inspiran mucho).

Ethan, es decir, Joseph Gordon-Levitt (500 Days of Summer, 50/50 -del mismo director, Jonathan Levine-, Looper) perdió a sus padres en un accidente de tráfico el día de Navidad. Desde entonces él y sus dos inseparables amigos (interpretados por Seth Rogen y Anthony MackieDolor y dinero, Capitán América: El soldado de invierno-) inician su propia tradición navideña. Años después, uno de ellos está a punto de ser padre y el otro es famoso, mientras que Ethan ve pasar su vida, sin afrontarla ni tomar decisiones. Sus dos colegas se unirán a él en su última noche tradicional navideña, que prometen que será la más épica de todas.

los-tres-reyes-malos

Los mejores momentos nos los brindan secundarios de la talla de Michael Shannon (El hombre de acero, Take Shelter), a quién veremos interpretar al “camello” del trío protagonista. Incluso el momento (me esperaba un simple cameo, y lo cierto es que me sorprendió para bien) de Miley Cyrus es destacable. Aunque sin duda me quedaría con la aparición de James Franco (no vi ni el trailer ni el reparto completo antes de entrar a la sala, por lo que no tenía ni idea, pero tampoco me extrañó -para quién ande algo perdido, cualquier título antes mencionado de Seth Rogen cuenta con la presencia de J. Franco).

Pero lejos de cameos (porque creo que hasta Kanye West andaba por ahí…), lo mejor es Seth Rogen. Y parece que me repito, pero es que sin duda es con quién más va a disfrutar el espectador. Para quién la haya visto (y para quién no, si la ve, creo que me dará la razón): el momento previo a la iglesia y en la misma. Lo del bebé. Su jersey. Y ya no digo más, que bastante cuentan ya los trailers.

Joseph Gordon-Levitt no decepciona, pero no consiguió que me importase. Su historia actúa de hilo conductor, pero no siempre logras empatizar con él. Y a veces echo de menos al cambiadísimo y sorprendente Joseph de Don Jon (película injustamente infravalorada, en mi opinión, por cierto), porque casi siempre me encuentro al chico triste, mono y friki incomprendido de la vida, y tengo que decir que aunque me guste, incluso en películas como esta, acaba cansando.

La única pega es que en contadas ocasiones me resultó algo lenta, o aburrida, mejor dicho. Lo malo de este tipo de películas es que a veces abusan de ciertos gags y lo que quieres es que ocurra algo que te saque de esa monotonía. Confía en Seth Rogen (su encuentro con James Franco no tiene desperdicio), él acabará sacándote de ello. O Michael Shannon… cuando menos te lo esperes.

Lo dicho: una película gamberra para disfrutar estas Navidades, sin mayor pretensión que la que hacerte pasar un rato divertido.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos