Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Series Lucifer

Las series de corte policíaco o detectivesco mezcladas con el mundo de los superheroes no son nada que se haya inventado ahora. Powers o Gotham son ejemplos de ello que ademas tienen como base sus comics que están relacionados directamente con este genero de seriales. No tanto fue así con la serie que me ocupa, que fue un spin-off de la magnifica e imprescindible para cualquier amante del noveno arte Sandman, y poco tenia que ver con homicidios por resolver. Aunque no adelantemos acontecimientos, primero un breve resumen de la trama.

Parece que el mismísimo diablo, Lucifer Morningstar (interpretado por Tom Ellis), ha abandonado el infierno para tomarse unas vacaciones. ¿y, donde mejor que Los Angeles? Siendo dueño de un club nocturno llamado Lux, y concediendo favores que más tarde se cobra con creces, parece haberse adaptado bastante bien junto a su fiel compañera, la diablesa Mazikeen (Lesley-Ann Brandt), a la vida en el mundo mortal. Pero Lucifer parece que se aburre pronto, así que al cruzar su camino con la detective de homicidios Chloe Decker (Lauren German) y descubrir que sus poderes no surten efecto en ella, decide ayudarle en casi todos los casos que aborda. Aunque parece que su estancia en la Tierra no es bien vista por su padre (ya sabéis…Dios), y por ello manda al hermano de Lucifer, el ángel Amenadiel (D. B. Woodside), a devolver a este al infierno, pero él tiene otros planes.

Lucifer+

El apartado visual de esta serie no es nada del otro mundo. De hecho teniendo en cuenta que es una producción en donde salen seres celestiales y demoníacos hace poco alarde de efectos especiales, y cuando salen estos son bastante mediocres. La música si que es un factor que llevan mejor que la parte visual. Al ser la “base de operaciones” de Lucifer un club nocturno se suceden constantemente canciones contemporáneas de este tipo de locales, que he de decir que no todas son buenas o me gustaron. En cambio de vez en cuando se les escapa alguna canción de los más diversos estilos, como It’s Tricky de RUN-DMCYou Get What You Give de New Radicals, o Should I Stay or Should I Go de The Clash, y mejora exponencialmente. También son verdaderamente interesantes los momentos musicales de Lucifer al piano.

El elenco de actores y actrices no es muy numeroso (aunque va aumentando conforme avanza la serie) y tampoco es excelso. Si que es verdad que Tom Ellis encaja bien en el papel de Lucifer porque llega a clavar algún aspecto de su personalidad; que la inclusión de Aimee Garcia como la forense Ella Lopez enriquece bastante ciertos momentos de la trama; que las breves apariciones de Tom Welling a partir de la tercera temporada son bastante curiosas (ya que al menos sabemos que está vivo después de Smallville); y que puede que Lesley-Ann Brandt tenga el papel femenino más interesante de la serie. Pero el resto del elenco es nefasto hasta decir basta. La dirección (o creación al menos) de la serie corre a cargo de Tom Kapinos, quien al parecer tomó una parte muy pequeña del cómic original como referencia.

Lucifer++

Como he mencionado al inicio del post, estamos ante una serie policíaca pero los compañeros son más improbables de lo que estamos acostumbrados, aunque no por ello mejora lo que estamos viendo. Me explico: hay ciertas incongruencias que logran sacarte del visionado e intentar encajar algo que de por si no lo hace. Una de ellas (que ya está al principio de la serie) es que te llegas a preguntar para que querría Lucifer trabajar en homicidios, y más estando de vacaciones que no querrías seguir con tu trabajo de castigo a la humanidad malvada. También hay otra serie de sucesos que solo podría pasar en cualquier ámbito americano. Y es que suelen ser escépticos o muy poco cotillas en algunos casos, ya que después de haber estado viendo a su compañero usar sus (escasos, todo hay que decirlo) poderes una y otra vez, la inspectora Decker sigue tratándolo con condescendencia. Que por cierto, esta ultima como co-protagonista es de lo menos interesante que he visto en mucho tiempo.

En definitiva, es una serie que si se hubiera tratado desde otro enfoque podría haber dado mucho de si y no ser una de polis más sin mucho que aportar. Pienso que en ese aspecto, aun estando masificado a día de hoy, hay propuestas de mucha calidad como para prestarle atención a esta.

-No siempre lo comprendemos, pero Dios tiene un plan.
-Si, lo sé. ¿pero porqué  todo el mundo cree que es un buen plan?

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos