Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Mary Shelley

Mary Shelley - Filmfilicos Blog de cine

“Frankenstein o el moderno Prometeo” es sin duda una de las obras literarias que más veces ha sido llevada a la pantalla grande. Desde el Frankenstein de James Whale, de 1931, pasando por la versión de Kenneth Branagh de 1994 (Frankenstein de Mary Shelley, mi favorita), hasta la cuestionable pero original Víctor Frankenstein (Paul McGuigan, 2015), la historia del monstruo resucitado y abandonado por su creador ha inspirado terror y compasión entre sus espectadores con mayor o menor suerte.

La relación de la autora, Mary Shelley, con su obra, ha dado también para algún ejemplo reseñable. Tal es el caso de la producción hispano-noruega Remando al viento (Gonzalo Suárez, 1987), que a pesar de sus licencias poéticas resulta un retrato acertado de los ideales románticos del siglo XIX.

Pero centrémonos en la película que nos ocupa. Hija de dos afamados escritores (William Godwin y la filósofa feminista Mary Wollstonecraft), la joven Mary (Elle Fanning) recibió, auspiciada por su padre, una educación que no se estimaba apropiada para las mujeres de la época, la cual incluía un profundo conocimiento de la literatura clásica y de la lengua latina. De alguna forma, William Godwin dio alas a un pájaro que estaba destinado a vivir en una jaula según los estrictos cánones de la época, que imponían sobre las mujeres límites que hoy podrían resultarnos aberrantes y anticuados desde nuestra atalaya  millenial-occidental, pero que desgraciadamente siguen vigentes en no pocos países. Tras conocer al poeta romántico Percy B. Shelley (romántico en el sentido puramente literario, no en el de los corazoncitos, las flores y los bombones), Mary Shelley rompió dichos límites, a costa de su reputación y hasta de su propia felicidad. Haifaa al-Mansour, la directora del filme, ha querido sin duda que la experiencia vital de Mary sirva como reivindicación por las de tantas y tantas mujeres que han sido y son oprimidas por el devenir de una historia manejada por hombres.

Mary Shelley - Filmfilicos Blog de cineLos trágicos hechos que salpicaron la vida de la escritora desde que comenzó su tórrido romance con Shelley (rol interpretado por Douglas Booth) aparecen representados como baldosas de un camino que culminará en la creación de su gran obra. Al-Mansour, también responsable del guión, ha optado incluso por disimular y modificar algunas de las vivencias de la autora, y aún así, los pocos años de su vida que este filme retrata hará comprender a sus espectadores cómo fue posible que una joven de 19 años fuera capaz de escribir una obra tan terrorífica y trágica al mismo tiempo.

A nivel técnico, la película tiene una factura exquisita: una producción cuidada, con un retrato del interior de las casas victorianas (mostrando los distintos estratos según el poder adquisitivo) que es al tiempo realista y un apoyo metafórico y visual para la trama. La mayor parte de los exteriores responden a los ideales artísticos del romanticismo, con su visión de los paisajes y la naturaleza como una extensión del escritor o el poeta. El uso de la luz es simplemente perfecto, buscando la naturalidad y a la vez, haciendo patente el estado vital de los personajes. A esto también contribuye la paleta de colores apagados, las imágenes en total silencio y una banda sonora que resulta pobre y desde luego nada destacable. Hablar del guión me resulta peliagudo. Me explico. Si eres de l@s que disfruta con la poesía (como la menda), te vas a pasar toda la película suspirando y con “los pelos de pollo” (toma metáfora). Si la poesía te parece infumable, lo mismo a la media hora estás pensando si cortarte las venas o dejártelas largas (ahí va otra, estoy que me salgo).

Mary Shelley - Filmfilicos Blog de cine

Aparte de los mencionados Fanning y Booth, me sorprendió la aparición de Joanne Froggart (la querida Anna Bates de Downton Abbey), en un papel muy alejado de sus roles de mujer bondadosa y dulce. En general, el plantel de actores y actrices es correcto (aunque Booth parece un hermano adoptivo de Edward Cullen tanto en su apariencia como en sus gestos afectados), pero no tienen nada que hacer al lado de la enorme Elle Fanning. De hecho, incluso si no te gustan los biopics, los dramas victorianos, la campiña inglesa y los largos diálogos poéticos, sólo por ver a esta “monstrua” de la interpretación (¡y seguimos con las referencias poéticas!) ya merece la pena. Si esta chica tiene la cabeza tan amueblada como parece y no se nos pierde en fiestas hollywoodienses, es mi candidata a suceder a la Streep como la mejor actriz que todavía respira. He dicho.

La nota de filmfilicos
Autor
(AKA )
Descripción: Cuando era una niña odiaba las matemáticas, me encantaban las canciones en inglés, leía a escondidas, merendaba donuts blancos, me inventaba historias, coleccionaba Barbies y si me preguntabas que dónde quería ir mi respuesta invariablemente era "al cine". Debido a mi complejo de Peter Pan, a estas alturas puedo seguir dando por válidas todas las afirmaciones anteriores. Por desgracia, ahora los donuts me engordan y las cuentas que tengo que hacer son para llegar a fin de mes.Frase: #piensoenpelisluegoexisto

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.