Filmfilicos blog de cine
Home Actualidad Mueren Constantino Romero y Alfredo Landa

Fallece Constantino Romero y Alfredo Landa

Este año parece que se está cebando con la cinematografía española. Dos son los nombres que más recientemente nos han dejado y a los que, desde aquí, me gustaría dedicar un pequeño recuerdo.

El más reciente ha sido Constantino Romero, noticias de cuya muerte nos despertaron ayer mismo. Actor, actor de doblaje y presentador. Aquí nos queda, por ejemplo, el recuerdo de Sweeney Todd o el del concurso El tiempo es Oro. Pero lo más reconocible y reconocido que se queda entre nosotros es su voz. Una voz que a los que apreciamos la versión original, nos plantea una seria duda ya que muchos de los personajes cinematográficos con los que crecimos están unidos irremediablemente a su voz. Les dotó de un carácter y una presencia que, aunque cueste aceptarlo, no es la misma en la voz original. Clint Eastwood, Terminator, Darth Vader o Roy Batty (Blade Runner) quedarán unidos por siempre a su voz y su voz, a nosotros.

Constantino Romero

El otro nombre que nos dejó la semana pasada es el de Alfredo Landa, actor. Alguien que fue capaz de transformar lo que se conocía como españolada en Landismo. Películas, con las que también crecí y en las que recuerdo a ese personaje bajito y gritón, que siempre estaba corriendo detrás de mujeres despampanantes, mujeres que increíblemente caían rendidas a sus pies. Protagonista en una larga lista de películas. Películas que, algunas, se mantienen lejanas en mi memoria como es el caso de La niña de luto, y otras, que están mucho más presentes como No desearás al vecino del quinto. Actor que con el paso de los años fui descubriendo que sabía interpretar muchos otros personajes, no sólo a ese casposo Macho Ibérico (icono que siempre me genera la misma pregunta, ¿por qué nunca se creó el icono correspondiente en mujer?). Películas como Atraco a las tres o las algo más cercanas La vaquilla o El bosque animado, por la que ganó el Goya al mejor actor protagonista, me hicieron ver que era mucho más.

Personajes como el de El Crack o el literario Sancho de El Quijote, me hicieron descubrir a un actor de amplios registros. A un actor que sabía meterse en cualquier personaje que se le pusiera por delante. Un actor que supo hacerse un hueco en la historia del cine español, una historia a la que, con su marcha, le ha apagado otra luz.

Alfredo Landa

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos