Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Nosferatu

Nosferatu Murnau

Pese al tiempo que parece separarnos de este film mudo (estrenado en 1922), Nosferatu no necesita una extensa presentación, pues lo hayamos visto o no, todos tenemos en la mente a ese hombre alto, delgado, pálido, con la nariz aguileña, de dientes y uñas largas, con orejas puntiagudas y vestido de negro, que proyectaba su gran sombra en las paredes blancas a la hora de ir a morder a su víctima. Quien haya leído la novela de Bram Stoker, Drácula, igual le suena alguno de estos aspectos de la descripción, y es que el alemán Friedrich Wilhelm Murnau, director de Nosferatu, hizo su libre adaptación de la famosa novela, cambiando para no ser descubierto los nombres de los personajes y los lugares donde ocurre la acción.  Pese a este estudiado trabajo, la viuda de Stoker se dio cuenta igual, y mandó que se quemaran las copias existentes de la película. Afortunadamente, se salvó alguna, y eso ha hecho que hoy en día, podamos seguir disfrutando de ella.

Dicho esto, entendemos que nos hallamos ante una película de vampiros clásicos. De esos que beben sangre de los cuellos de sus víctimas, que duermen de día y salen de noche, y que viven en castillos un tanto perturbadores. Vamos, lo que la palabra vampiro significa.

 Critica de la pelicula Nosferatu

El joven Hutter es enviado a visitar al Conde Orlok, un extraño hombre que reside en un solitario castillo, con la intención de que le venda una casa cercana a la suya, donde vive con Ellen. En la mujer, el vampiro verá el amor de su vida (muerte, mejor dicho), o el cuello más apetecible que se le ofrece, y hará todo lo posible para hacerse con ella.

En la Alemania de los años 20, el cine se alimentaba de las influencias del Expresionismo Alemán. Una vanguardia que, en el séptimo arte, se basó en las sombras, los maquillajes muy marcados, los decorados de cartón y altamente falsos (y de una calidad artística totalmente maravillosa), los ángulos contrapicados, la aparición de monstruos que eran sinónimo de lo que vivía aquella sociedad en dicha época, y efectos y trucajes que todavía hoy deslumbran ingenio por doquier.

 Critica de la pelicula Nosferatu

De todos estos elementos, Murnau eligió para su Nosferatu las sombras, los contrapicados, los marcados maquillajes y los monstruos (con el vampiro al pie del cañón). Y además, incorporó la cámara rápida y la utilización de negativos. Con todo esto, Nosferatu se convierte en una maravillosa película de terror, donde el horror está presente en casi todo el metraje gracias al fuera de campo, pues Orlok aparece poco, pero cuando sale, impacta.

Max Schreck, el actor que interpretó al vampiro, llevó a cabo un trabajo inmejorable, ya no sólo estilístico, sino también a nivel interpretativo, y esto le debió llevar a las negras leyendas que se cuentan, así como que era un vampiro de verdad y que filmó para Murnau con una única condición: que cuando terminara el rodaje, tendría el “honor” de morder el cuello a Greta Schröeder, la actriz que hizo el papel de Ellen Hutter. Para ello, también se dice que rodaban de noche, para no dañar al vampirizado Schreck. Sin embargo, aquí no me queda más remedio que alejar a mi estimado lector de estas ideas, pues la actriz siguió rodando otras películas, y los planos, incluso los nocturnos, se rodaban de día, jugando después con el tintaje o los negativos para hacer ver que la acción ocurre de noche.

 

Critica película Nosferatu

 

Llena de simbolismos, como el gallo que anuncia el día o las sombras que remiten al mal, de esta película hace falta destacar también la utilización de exteriores para rodar, así como la casa alemana de enfrente de la de Hutter y Ellen, algo poco común en el Expresionismo, pues se solía rodar en platós donde se trabajaban todos y cada uno de los decorados.

En definitiva, Nosferatu es una obra inigualable, una obra maestra del terror que, por muchos años que se le sumen, jamás perderá la esencia. Un clásico que nadie debería perderse.

Artículos similares
21 Black jack | Crítica de la película

1 respuesta en este artículo

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos