Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Nymphomaniac

Nymphomaniac

El próximo viernes 24 de enero se estrena el segundo volumen de la película Nymphomaniac, la última película del controvertido director danés Lars Von Trier.

Pese a que el montaje del director dura cerca de cinco horas y media, en nuestras salas se ha optado por estrenarlo en dos partes de dos horas cada una. Una decisión que, aunque sea debida a temas de mercado, crea una brecha conceptual en la película, quizás inconscientemente o quizás ya meditada anteriormente por el director.

Nymphomaniac narra en episodios la historia de Joe (Charlotte Gainsbourg), desgranando en cada uno de ellos los actos que le han llevado al punto vital en el que se encuentra y su evolución como ninfómana.

Nymphomaniac  Critica de la pelicula de Lars Von Trier

Tras ver los dos volúmenes la evidencia de la separación entre ambas se vuelve palpable sin reserva alguna. El conjunto se convierte en una especie de ying y yang, en una complementariedad necesaria y hasta cierto punto inevitable. Dos visiones unidas por un mismo tema pero escasamente unidas por la forma.

La rapidez y la volatilidad que se respiran en la primera parte desaparece. Se mantiene, en cambio, en ambas partes el humor que hace pensar muy seriamente si en el fondo el director no está creando una gran comedia acerca de todas las hipocresías y tabúes que se forman alrededor de la sexualidad humana.

Nymphomaniac  Critica de la pelicula de Lars Von Trier

Pero dejando de lado ese humor y algunas idas y venidas algo tremendas por parte del director como revelaciones orgásmicas entre rameras y ninfómanas o partes de montaje que descolocan gratamente, lo más evidente en la segunda entrega de la historia es su intensificación. Se pasa del sexo más carnal, diáfano y práctico al sexo más interno. A su reflexión, a lo queda debajo de la forma. Al sexo o gustos personales que luchan por salir a la superficie y que constantemente se ven reprimidos debido mayormente a las normas sociales. Von Trier se centra en explorar con primeros planos turbadores y poco estables, el dolor que siente la protagonista en su fuero interno. Discurre sobre las preocupaciones que empujan a su protagonista a buscar día a día modos de estimular una salida a ese sufrimiento infringido en gran parte por el entorno quien, se empeña en censurar y juzgar su comportamiento. La consecuencia evidente a esta inclinación hacia la reflexión es un ritmo visual muy mermado en comparación con la primera parte. Pero aunque pierde fuelle en algunos tramos el director, hábilmente, sabe colocar escenas cargadas de un alto grado de interés que arrancan al espectador de la calma a la que se ve sometido durante largos momentos.

Nymphomaniac  Critica de la pelicula de Lars Von Trier

Pese a estas situaciones de letargo el global de la segunda parte, del mismo modo que el conjunto de la película, no se ven hundidos ya que los momentos puramente Von Trier son, en cantidad comparativa, muchos más que los de relajación. Nymphomaniac resulta ser una obra altamente inquietante en su desarrollo con un, hay que decirlo, gran colofón final.

Artículos similares

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos