Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Once (Una vez)

Crítica de la película Once (Una vez) en filmfilicos el blog de cine

Me suele costar mucho hablar de películas que me gustan mucho, tengo la sensación de que no conseguiré transmitir todo lo que me ha hecho sentir. Pero voy a intentarlo con este film titulado Once (Una vez).

Once (Una vez) es un musical independiente irlandés, creado por John Carney e interpretado por Glen Hansard y Markéta Irglová. Glen hace de un chico que cuando no trabaja en la tienda de su padre se dedica a interpretar sus canciones por las calles de Dublín, pero solo por las noches, ya que por el día solo canta temas famosos porque de esa forma los espectadores ocasionales le dejan más dinero. Aunque para muchos es solo un músico más de la calle, para la protagonista, una inmigrante que vende flores por la calle, no pasa desapercibido. Ella también escribe canciones pero nunca las interpreta en público. Es cuando ella se acerca a él para felicitarle por su canción cuando empieza una amistad entre ellos y descubren que tienen una pasión que les une… la música.

Crítica del musical Once (Una vez) interpretado por  Glen Hansard y Markéta Irglová.

Aunque la película no tuviera mucha difusión, ni mucho calado entre el público generalista sí que obtuvo premios a mejor BSO o mejor canción original por el tema “Falling Slow” incluso se llevó el Oscar en 2008 o el premio del público en Sundance. Es posible que el film no agrade a todos los públicos, pero es de obligado visionado para la gente que está envuelta por la música, ya sea profesionalmente o como pasión. Pero aunque no tengas esa atracción por la música si eres una de esas personas que sabe apreciar las cosas que parecen pequeñas, ya tendrías que haberla visto. Porque su carácter independiente puede hacer que parezca pequeña, que se podría haber filmado mejor o con más medios, pero nunca con más corazón, sensibilidad, inteligencia e intimidad. Un claro ejemplo de que la sencillez de esta película juega a su favor es cuando te das cuenta que ni los personajes tienen nombre propio, no es lo importante, aquí lo que cuenta es la música y la historia que la rodea.

En definitiva Once (Una vez), uno de mis films preferidos y sin duda el musical que más me ha gustado (yo que no soy muy amante de ellos), es una película que no te deja indiferente, porque la sencillez y el alma que esconden sus canciones e interpretaciones, hace que sea muy, muy, muy grande.

Crítica musical Once (Una vez) película de John Carney comentada en filmfilicos

 

Artículos similares

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos