Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Saludos amigos

Crítica mediometraje Disney: Saludos Amigos

Hoy hablo de un clásico Disney poco conocido llamado Saludos amigos. Aunque con sus 40 minutos de duración no puede llamarse largometraje, creo que este divertido y didáctico mediometraje merece ser parte de nuestra filmlista. Además, es la sexta película en el cánon oficial de largometrajes animados de The Walt Disney Company y en la lista de Los Clásicos de Walt Disney, así que allá vamos.

Saludos amigos, dirigida por Norman Ferguson y Wilfred Jackson, es una película que consta de cuatro capítulos (Lago Titicaca, Pedro el avioncito, El Gaucho Goofy y Aquarela do Brasil) donde se nos envían a los trabajadores de Walt Disney al  América a descubrir nuevas culturas y así crear nuevas historias para los ya míticos personales Goofy y Donald.

saludos4

Combinando acción real y dibujos animados (aunque sin mezclarlos en el mismo fotograma), nos encontramos ante una película que nos muestra todo lo mejor de la cultura de la América Latina: sus animales, su arte, sus mercados, sus vestimentas, los famosos Carnavales de Río de Janeiro y sus canciones, y su geografía en general. Por supuesto, el film también cuenta con la magia Disney, y las enseñanzas no son serias ni aburridas, así que la película, con la ayuda de una voz narradora, está llena de gags que harán divertir a toda la familia.

A pesar de este mágico viaje, con esta película, que no era precisamente la mejor de la productora pero sí que contenía un importantísimo mensaje para la Historia de la Humanidad, Walt Disney quería ir más allá de que conociéramos las tierras del sud de América.

Nos encontramos ante un film de 1942, así que se trata de una producción que se hizo durante la II Guerra Mundial (1939-1945). Por aquél entonces, la propaganda nazi había llegado a Latinoamérica con fuerza para influenciarlos, por lo que el Departamento de Estado norteamericano creó lo que se denominó una “política de buena vecindad” (o “política del buen vecino”), con lo que se quiso estrechar lazos con América del Sur para que les apoyaran ante este conflicto bélico y no se unieran al nazismo. Para ello, varios actores y cineastas fueron enviados a los países sudamericanos para que rodaran películas con el pretexto de intercambiar culturas y fomentar la buena vecindad.

saludos2

El Pato Donald pareció ser el personaje más preparado para hacer el viaje y hacer cambiar de pensar a sus vecinos y amigos del sur, y lo logró gracias a otro personaje llamado José Carioca, un gracioso papagayo brasileño que es creado ahí mismo, durante la película, por la mano de un dibujante, y que seguiría apareciendo en otros filmes de la compañía como Los Tres Caballeros y Quién engañó a Roger Rabbit (hablaremos de ellas más adelante).

Pese a que el gobierno estadounidense mandó a Walt Disney hacer cortometrajes de propaganda anti-nazi (y anti-Japón), como Der Fuehrer’s Face -1942- (donde vemos al Pato Donald teniendo una pesadilla y viéndose como un nazi, todo el día, en todo momento, saludando a Hitler y, por supuesto, dejando en ridículo ese gesto), Education for Death -1943- (este es mucho más fuerte y duro, se nos muestra a un niño obligado a ser un militar nazi… hasta morir por su patria) o Victory Through Air Power -1943 también- (un largometraje del que os hablaré la semana que viene)- , la verdad es que Saludos Amigos no fue una película altamente propagandística, si no que fue el fruto de la experiencia vivida en Sudamérica, el reflejo de lo bien que se le trató a Disney y a su equipo, de lo aprendido y de lo que quisieron que el mundo descubriera de su exótica cultura. Y por supuesto, la transmisión de un mensaje de buena voluntad y vecindad.

saludos1

Así pues, si os animáis a descubrir (o re-descubrir) esta película, me gustaría que la analizarais más allá de lo que ven vuestros ojos. Que la disfrutéis, pero que también os haga pensar sobre la situación político-social que la llevó a hacerse. Una gran obra que fue nominada a los Oscar como mejor canción, mejor banda sonora y mejor sonido, y que le hace falta un empujoncito para que llegue con más fuerza a nuestros hogares.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos