Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Sólo los amantes sobreviven

Sólo los amantes sobreviven

Quien busque sangre, mordiscos y terror en Only lovers left alive mejor lo vaya olvidando. Lo que en un principio seria normal esperar de una película de vampiros se desvanece en la nueva propuesta que nos trae el director estadounidense Jim Jarmusch.

Adam (Tom Hiddleston) y Eve (Tilda Swinton) son un matrimonio de vampiros que siguen amándose como el primer día. Viven separados pero Eve no duda en viajar desde Marruecos hasta Detroit, donde está Adan, cuando éste atraviesa un fuerte momento de desapego hacia su ser y hacia la sociedad y en lo que ésta se está convirtiendo.

Que los típicos tópicos de las historias de vampiros se desvanezcan no quiere decir que la película se pierda entre romanticismos extremos, cargados de edulcorantes indigestos o entre guiños nominales como son por ejemplo los de los nombres de los protagonistas. Aunque no son los únicos, e incluso llegan a pecar por demasía, se aceptan de buen grado ya que aportan un toque de humor a la oscuridad predominante en la historia. Que la base sobre la que reposa Only Lovers left alive no sean ni la sangre ni los mordiscos no le resta ni un ápice de interés al producto, la historia unos vampiros, sobretodo Adam, que rechazan en lo que se ha convertido la sociedad y adoptan una posición más bien nihilista ante el mundo que les rodea.

Los contrastes cromáticos que se producen en los ambientes atrapan sin remedio. En los diferentes espacios por los que transitan los vampiros se mezcla lo cool con lo vintage, el negro con el rojo y el dorado, el pasado con el futuro. Vampiros con Iphone, esa imagen es la que mejor define el choque de épocas y contrastes.

En cambio, una mofeta es la representación animal ideal de lo que son esta pareja de vampiros, una mezcla de blanco y negro que se complementa a la perfección, unos personajes que bajo una suave piel y un aspecto amable, esconden al fin y al cabo un peligro temible para el resto de mortales.

Pero no sólo hay cabida para el humor. La música es un aspecto muy a destacar al ejercer de perfecto vasallo de la imagen. Ambos encarcelan al espectador en una espiral hipnótica de la que es difícil librarse.

Dicha atracción es algo que se siente desde el primer plano que aparece en la película. Un vinilo rueda y rueda hasta que se funde en un plano cenital que lentamente nos va acercando a Eve, siguiendo aún con las vueltas hipnotizando nuestra visión y acercándonos cada vez más a la protagonista y a la película. Un remolino que se repite a lo largo de todo el visionado. Te atrapa, te gira, te voltea, te conduce hacia el ojo del huracán y una vez allí llega la calma. Todo se relaja la tranquilidad colma el ambiente. Incluso parece que la lentitud va a arruinar el conjunto pero es entonces cuando de nuevo llegan las corrientes que arrastran por su fuerza y porque realmente son tan intensas que no nos resistimos a dejarnos llevar por ellas.

Imagen de la pelicula "Only lovers left alive"
Artículos similares
21 Black jack | Crítica de la película

1 respuesta en este artículo

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos