Filmfilicos blog de cine
Home Actualidad Star Wars: ¿Dónde iremos a parar?

Star wars ¿Dónde iremos a parar?

Parece que soy de las poquísimas personas en la faz de la tierra a las que no le atrae ni lo más mínimo la saga “Star Wars”. Recuerdo ir al estreno del primer episodio en cines cuando tenía alrededor de siete años. Ni por aquel entonces me gustaban aquellas dichosas aventuras intergalácticas, de continuas batallas contra poderes oscuros y tropas imperiales, me parecían irritantes, insoportables, aburridas. Deseaba en todo momento volver a casa y disfrutar viendo las películas que a mí me gustaban y a las que yo consideraba realmente como cine. Pero no he venido a hablar sobre mis rencillas hacia esta saga sino más bien para comentar brevemente mi opinión sobre el que para muchos es el  “acontecimiento” de la década.

Hoy nos encontramos con que una nueva entrega de esta interminable saga está por aterrizar en los cines de todo el mundo y la tremenda movilización que se está produciendo a falta de 60 días me parece un tanto exagerada. Parece ser que ayer, día 19 de Octubre, salieron a la venta las entradas para la fecha del estreno, el 18 de Diciembre. Pues bien, según he podido leer, muchas de las sesiones programadas para el primer día, incluso para los siguientes, están completamente repletas de aforo. Para que se den cuenta de las altas dimensiones que alcanza el asunto en cuestión, algunos cines proyectarán la película en más de 32 sesiones diarias, desde primera hora de la mañana hasta el final del día. Esto lleva a replantearme una de las cuestiones que más veces me pregunto y que por desgracia no puede ser más evidente. El cine se ha convertido en un negocio de masas, en un medio de puro entretenimiento y simple ocio. Mi pregunta es, ¿Cuánta de la gente que ya ha comprado la entrada para ver esta película suele acudir a las salas con cierta regularidad? También preguntaría si la gran mayoría de los seguidores de esta saga consume otro tipo de cine que no sea el restringido en el ámbito comercial, como pueden ser los blockbusters. Si no me equivoco, y espero que sea así, me temo que más bien poquitos. De no ser así, pienso que el cine sería un medio mucho más fructífero y no un arte salvajemente fragmentado.

¿Por qué se le corta las alas al cine más personal, artístico, didáctico, cultural, emocionante etc. de manera tan impúdica y ruin, y se le consienten todos los permisos al cine que menos aporta? Esto es algo que, verdaderamente, nunca entenderé.

Por Jorge Aceña

Autor
(AKA )
Autobiografía:Amante atrapado en la dimensión fílmica, desde niño hasta hoy. Creo en la fuerza arrebatadora del cine, en su pasional y esplendorosa posesión. Convencido en la teoría del séptimo arte como mayor fuerza de atracción posible. Frase:"Indudable pasión por lo descubierto y enorme afán por descubrir"
1 respuesta en este artículo

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos