Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Suspiria

Suspiria

Suspiria año 1977. Dirigida por Dario Argento ha pasado a ser, seguramente junto a Profondo Rosso, una de las más valoradas cintas del director. Interpretada por Jessica Harper, una intensamente tétrica Alida Valli y una no menos intimidatoria Joan Bennet (quien realizo en esta película su último trabajo), cuenta la historia de Suzzy Bannion, una bailarina que viaja desde Canadá para entrar a formar parte de una prestigiosa academia de ballet. Pero su estancia allí no va a ser tan apacible como era de esperar.

A poco que se analice Suspiria se da uno cuenta de por qué ha pasado a ser una de las obras referentes del director. Puro giallio. Todos y cada uno de sus elementos están presentes. Los cortes, la intriga, el terror, el algo bajo presupuesto, los gritos, los cuchillos, la sangre, una sangre tan espesa que parece perder su propia forma. Elementos que se ven acrecentados por la amedrentadora banda sonora compuesta por los Goblins y por el propio Argento.

Pero si hay algo que destaque por encima de todo es el color. Un color intenso que en se aprecia en cada uno de los planos de la película. El intenso colorido que se percibe, sin embargo, se mueve en tan sólo dos gamas cromáticas. Como si de un eterno suspiro se tratase, el director hace que el espectador transite de la inspiración rojiza a la espiración azulada. Del azul al rojo y del rojo al azul, permanentemente aunque con algún blanco que se escapa para permitir la relajación ocular a la que se ve sometida la visión del espectador.

Los planos agresivos, amenazantes, punzantes, reinan en el ambiente. Algunos incluso podrían llegar a pasar por planos filmados por el propio Stanley Kubrick.

SuspiriaSuspiriaSuspiriaSuspiria

El color rojo aparece magnificado o en pequeños detalles simplemente para mantener la intensidad ya desde los primeros planos y durante toda la película.

SuspiriaSuspiriaSuspiriaSuspiriaSuspiriaSuspiriaSuspiriaSuspiria

También hay lugar para la relajación visual con el azul.

Suspiria
Suspiria
Suspiria

Argento opta también por mezclar ambos colores mediante espacios o mediante luces, tanto en primer como en segundo plano.

SuspiriaSuspiriaSuspiriaSuspiriaSuspiria

Establece paralelismos en varias escenas separadas en el tiempo, a través de ambos colores.

SuspiriaSuspiria

E incluso trabaja varios calores dentro de un mismo espacio y en el mismo momento, como podemos ver en la secuencia del taxi…

SuspiriaSuspiriaSuspiriaSuspiria

… Y en la secuencia de la habitación, que suma irrealidad al momento ya que dependiendo de si es plano o contraplano la luz es de un color o del otro.

SuspiriaSuspiria

Y hasta aquí una pequeña (sí pequeña creedme) muestra de la multitud de juegos y usos que el director usa en su película. Una pequeña muestra en definitiva de por qué Suspiria es un suspiro imperecedero suspiro vestido de rojo y azul.

Artículos similares

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos