Filmfilicos blog de cine
Home Cosas fílmicas The Fountain

The Fountain - La fuente de la vida

En el 2006, el neoyorkino Darren Aronofsky logra finalmente presentar su tercera película tras numerosos inconvenientes en el 2002 cuando originalmente iba a ser lanzada, con Brad Pitt y Cate Blanchett en los papeles principales. Después de las exitosas Pi (1998) y Réquiem por un sueño (2000), La fuente de la vida (The Fountain), con un presupuesto disminuido al doble, se posiciona dentro del cine entre críticas negativas y alabanzas de culto.

Finalmente, protagonizada por otros dos grandes actores, Hugh Jackman (Tom) y Rachel Weisz (Izzy) en el 2006, la cinta busca entrar en el género de la ciencia-ficción, pero con toques diferentes, prevaleciendo las ideas y las creencias metafísicas por encima de los efectos visuales.

La premisa parte del amor por una mujer y de la inmortalidad del ser que se logra a través de dicho amor, el cual es la fuente de la vida simbólicamente representado por un árbol. La historia se divide en tres partes: en el siglo XV, época de la Inquisición Española, donde el Conquistador se encuentra en búsqueda de este árbol; el presente donde un científico intenta encontrar la cura al tumor que padece su esposa y el futuro, donde un astronauta lucha con su propia idea sobre la muerte.

The Foutain - Filmfilicos blog de cine

Aronofsky nos seduce con su estilo siembre sombrío y pesado, con buenas actuaciones y una música perfecta por parte de Clint Mxxx, pero me posiciono en un lugar neutro dentro de este film.  Es sin duda una película interesante, pero a veces confusa y demasiado forzosa, como si deseara ser bizarra, como si ese fuese su máximo objetivo. Una película insólita debe fluir con naturalidad en su propia rareza, así como ha sucedido con el resto de las obras del director norteamericano, donde no hay necesidad de imponer su carácter extraño.

Lo que no entiendo es por qué aparece siempre entre películas como Inception (2010) y Memento (2000) (Christopher Nolan). No es el mismo estilo, no poseen la misma estructura narrativa y estas fluyen perfectamente con el correr de los minutos a pesar de sus peripecias y cambios de tiempos. A pesar de ser un poco confusa por sus abruptos cambios de tono, The Fountain, sigue siendo una película lineal. Hay tres tiempos, pero solo uno es real: el presente. El pasado es la historia contada en la novela que Izzy escribió y el futuro es el final de dicha novela escrito por Tom. Catalogan la cinta de “sin sentido” pero creo que es perfectamente lógica.

El cambio de los tiempos no es más que el trato que cada personaje le dio al libro. Izzy, siendo una romántica escritora, utiliza a España y la época de la Inquisición para contextualizar su historia, mientras que Tom, un científico, la sitúa en el universo.

La fuente de la vida - Filmfilicos blog de cine

El escritor uruguayo Eduardo Galeano y la cultura maya se anteponen como referencias para esta cinta, la cual es sin duda alguna mística y cautivadora pero el resultado final no le hace justicia a tan ricos elementos culturales y artísticos, justamente por parecer forzar su real significado, dejando de lado deliberadamente informaciones precisas para poder entender su significado, lo cual es genial, pero se estira demasiado e innecesariamente.

Es una película de ciencia-ficción/romance/drama que explora un amor el cual resucita eternamente, donde la muerte no separa a nadie y los recuerdos son lo más sagrado que existe.

Después de todo, es una linda historia.

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.