Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Series The Haunting of Hill House

A veces ocurre. Los astros se alinean. Un día festivo, un sofá cómodo, un estreno de Netflix, la cercanía de Halloween… et voilá! Maratón de serie al canto. Temporada completa, devorando capítulo tras capítulo cual Nosferatu catódico, hasta acabar con la mirada vidriosa y enrojecida, pero ahít@ de sangre de streaming bien fresca.

Lo prometo, mi plan era tan sólo curiosear el principio del primer capítulo. Pobre ilusa.

The Haunting of Hill House - Filmfilicos Blog de cineThe Haunting of Hill House (Mike Flanagan, 2018) consta de 10 episodios en los que se relatan las experiencias vividas por la familia Crain (Hugh y Olivia, los padres, y Steven, Shirley, Theo, Nell y Luke, sus hijos) durante y tras su paso por Hill House, una mansión con apariencia de palacio de cuentos que alberga un mal sediento de muerte. Lo cierto es que daros más información acerca de su argumento significaría privaros de gran parte del aliciente de esta producción, así que sólo añadiré que la historia oscila entre el pasado de los Crain, durante aquel verano en Hill House, y el presente, mostrándonos las piezas de un enorme rompecabezas que habremos de ir encajando según avanza la trama. Nuestras ansias por conocer la verdad sobre los hechos acontecidos en la última noche que esta familia pasó entre los muros de esta casa encantada nos mantendrán en vilo hasta casi su desenlace.

En teoría, esta serie está inspirada en la novela homónima de Shirley Jackson (La maldición de Hill House en español), que ha sido adaptada en dos ocasiones a la gran pantalla con el título The Haunting. La primera, distribuida en España como La mansión encantada, dirigida por Robert Wise en 1963; y la segunda, conocida en nuestro país como La guarida (sí, yo también me pregunto que en qué estaba pensando el traductor),  dirigida por Jan de Bont en 1999. Si las películas eran una adaptación bastante libre de la historia original (sobre todo en la versión más actual), en el caso de esta serie la relación apenas se limita al título, a la estética de la mansión y a los nombres de algunos de sus protagonistas. Las similitudes, acaban ahí… afortunadamente para nosotr@s, que descubrimos un argumento más acorde con los espectadores del siglo XXI, y unos personajes con los que podemos empatizar de forma más natural.

En general, los actores defienden sus roles bastante bien. Del elenco principal destacaría a los niños (Julian Hilliard y Violet Mc Graw, como los pequeños gemelos Luke y Nell, me han robado el corazón, al menos en versión original), y a la siempre solvente Carla Gugino, quien lleva la carga dramática más acusada, acompañada por el también veterano Timothy Hutton.

El diseño de producción fue sin duda lo primero que me llamó la atención de la serie, sobre todo en cuanto a la mansión se refiere. En cierta forma, recuerda vagamente a la de La guarida, aunque sin el barroquismo extremo que esta destilaba. Aquí, la distribución de las habitaciones, las esculturas y tallas, las vidrieras, los paneles de madera, los muebles antiguos, los tapizados… todos y cada uno de los detalles utilizados encajan a la perfección con la atmósfera mitad mágica, mitad malévola de la casa, y la dotan de personalidad y carisma propios. La fotografía es sin duda cuidada, con ángulos y planos destinados a mostrarte algo más allá de lo que los propios protagonistas son capaces de ver. En este sentido, me ha gustado mucho el equilibrio entre jumpscares (que los hay, como sin duda pudieron comprobar mis vecinos con el grito que me provocó uno de ellos), y la desazón que la propia historia de los Crain te provoca. Eso sí, se trata de un terror de línea clásica: olvidaos de hachas, casquería y sangre en las paredes. Aunque tengan elementos en común, esto no es Amytiville. El montaje es también otro de sus puntos fuertes: las oscilaciones en el tiempo siempre responden a un nexo que provee de continuidad de significado a la historia que se desarrolla en el pasado y la del presente, y los añadidos y cambios de ángulo de escenas anteriores siempre aportan información relevante y esclarecedora.

The Haunting of Hill House - Filmfilicos Blog de cine

¿Los puntos débiles? Pues los tiene, pero revelarlos implica fusilaros a spoilers, cosa que no estoy dispuesta a hacer. Baste deciros que ninguno de ellos interfiere con el disfrute durante su visionado.

Una casa encantada, fantasmas con muy mala cara, una habitación cerrada, pasillos oscuros, una funeraria, jumpscares a mansalva… Un producto recomendable para los amantes del género y un buen aperitivo con el que abrir boca para la noche de Halloween.

La nota de filmfilicos
Autor
(AKA )
Descripción: Cuando era una niña odiaba las matemáticas, me encantaban las canciones en inglés, leía a escondidas, merendaba donuts blancos, me inventaba historias, coleccionaba Barbies y si me preguntabas que dónde quería ir mi respuesta invariablemente era "al cine". Debido a mi complejo de Peter Pan, a estas alturas puedo seguir dando por válidas todas las afirmaciones anteriores. Por desgracia, ahora los donuts me engordan y las cuentas que tengo que hacer son para llegar a fin de mes.Frase: #piensoenpelisluegoexisto

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.