Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas The Invisible Woman (La mujer invisible)

The Invisible Woman (La mujer invisible)

Tras varios meses de parón, vuelvo con ganas y con la intención de quedarme escribiendo más a menudo en Filmfilicos. Dejando mis escrituras en las películas nominadas a los Oscar 2014 Frozen, Al Encuentro de Mr. Banks y La ladrona de libros, abriendo así un paréntesis al cine mudo del que siempre escribo por aquí, me gustaría seguir con la crítica de una película que también estuvo nominada y que no pude ver porqué todavía no se había estrenado en España: The Invisible Woman (La mujer invisible).

Póster de la película The Invisible Woman (La mujer invisible)

Si mi lector desconoce el film, es necesario que deje de pensar que, con este título, debe ser una película de ciencia ficción o de terror. Como veréis en el cartel, sólo hacen falta dos frases para saber un poco de qué trata: Charles Dickens era el escritor más famoso del mundo. Su mejor historia fue la que nunca pudo contar.

Nominada a los Oscar a mejor vestuario (nada desmerecedor porqué tiene un trabajo importante), la película es una adaptación de la novela con el mismo nombre de Claire Tomalin, escritora que también escribió Charles Dickens: la vida del mejor escritor inglés, doscientos años después de su nacimiento, se lee como una de sus novelas. Ni que decir tiene que me muero de ganas de leer ambas obras.

Es una adaptación sobre la “última etapa” de la vida de Dickens, con su amante como protagonista, con más o menos realismo y fidelidad, pues hay momentos mostrados en el film que carecen de documentación en la vida real. Charles Dickens, casado y con 10 hijos, a la edad de 46 años conoce a Nelly, una bella actriz de 18, y comienzan un romance a espaldas de la sociedad. No olvidemos que el film se ambienta en la época Victoriana y que, por lo tanto, el divorcio estaba mal visto, sumándole además los rumores del romance del famoso escritor.

La fotografía es una de las cosas más características del film. La iluminación, el color y los planos parece que, a partir de mi criterio y gusto, estén ideados de manera que no haya nada que sobre ni falte. Los planos están diseñados no sólo para mostrar, sino también para esconder cosas que hay que descubrir (o recordar) junto a algún personaje. Bueno, añadiré aquí, sin profundizar en ello para no spoilear nada, que hay un plano que, pese a darle un porqué a los pocos segundos, se sale de la línea del film.

Las presentaciones de los personajes están filmadas majestuosamente. Nuestra protagonista Nelly de manera solitaria, pese a formar parte de una escuela y de una familia, rememorando continuamente sus recuerdos “de niña” sobre Charles Dickens. Y Dickens, presentado en un teatro, con su familia, a las que se nos muestra según importancia. De nuevo, aquí la elección de planos y la fotografía hacen que nada pase desapercibido. O sí… Sumo a esto, que el vestuario también refleja cómo son los personajes. Sobre todo el de Nelly, que nos ayuda a separar los flashbacks y el presente y nos enseña a base del negro y de los colores claros sus estados emocionales en su vida pasada y en la actual.

En cuanto a trabajo de sonido no hay nada que reprocharle. Con unos trabajados silencios en las escenas más dramáticas y una banda sonora desgarradora, no cabe duda de que ayudan a The Invisible Woman ser un drama más allá de la historia que se nos quiere explicar. Lo mejor es que no nos encontramos ante un drama para castigar nuestros ojos a través de lágrimas, sino ante un drama para desgarrar nuestros corazones.

The Invisible Woman (La mujer invisible) dirijida y protagonizada por Ralph Fiennes

Es maravilloso como, detrás de la burguesía y nobleza que parece mostrar el film, hay secuencias de pobreza, hambre y prostitución, con Dickens como agonizante protagonista, que parecen haber salido de los libros de éste, como Oliver Twist o la novela (entonces publicada por capítulos) David Copperfield, novela a la que se hace alusión, junto a Grandes Esperanzas, varias veces en el film. Además, a la vez de mostrar escenas así, el film recrea (o explica) también momentos de la vida de Charles Dickens, así como el encierro de su padre en prisión, su trabajo en una fábrica de betún, o el accidente de tren que sufrió (hace falta estar atento con la gran secuencia de este acontecimiento para descubrir algo más allá de lo que se nos cuenta de aquél momento: presentaciones de personajes ya vistos y la verdadera personalidad de Dickens).

Rodada con una solemnidad indudable y un sutil erotismo, The Invisible Woman es, en definitiva, no sólo un biopic y una película romántica, sino que además es una película sobre la fama y lo malo de ella. Digamos que no es un cuento de amor de color rosa. Una maravillosa película para todos aquellos que quieran aprender cosas sobre Dickens y para aquellos que, como yo, les encanta recitar o recordar diálogos y frases.

Como ir más allá con este escrito derivaría a analizar y comparar escenas y, por lo tanto, romper mi idea de que el espectador tendría que llegar lo más virgen posible a ver una película, en cuanto a conocimiento de ésta, prefiero dejarlo aquí y poner el tráiler, para que al menos veáis un poco el tono del film.

Lo mejor: que Fiennes dirija y actúe a la vez y se salga tan bien con semejante trabajo, las caracterizaciones (pese a que Ralph Fiennes parece ser más atractivo que el Dickens auténtico, o al menos eso parece comparándole con los retratos de la época), las maravillosas interpretaciones, la fotografía y, algo muy importante, que puede hacernos llegar a casa interesados en las vidas de estos dos personajes y tener ganas de comenzar a leer algo más del famoso escritor inglés.

Lo peor: que no todo puede ser perfecto y hay algún efecto especial que no acaba de encajar con el tono delicado de la película.

Crítica de la película The Invisible Woman (La mujer invisible)
Artículos similares
21 Black jack | Crítica de la película

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos