Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Series Trigun

Los que somos verdaderamente otakus sabemos que la época actual esta siendo tremendamente buena para los mangas y los animes. Pero también es verdad que tuvo una época dorada durante los 90, o al menos toda una generación atesoramos con nostalgia ese periodo y por eso pensamos de esa manera. Hoy la serie anime que me ocupa es de esa década tan elogiada por muchos de nosotros, el cual he vuelto a ver para la ocasión.

En Gunsmoke, un planeta árido como el lejano y salvaje oeste bajo la ardiente mirada dos soles, se ha forjado la leyenda del infame Vash La estampida, también apodado el tifón humanoide. Este temible forajido es presumiblemente el causante de la destrucción de varias ciudades, por ello las empleadas de Seguros Bernarderi, Meryl Stryfe y Milli Thompson, van detrás de esta calamidad humana para minimizar los daños. Una vez están seguras de que se encuentran ante el autentico Vash se dan cuenta de que este en vez de ser tan abominable parece bondadoso, justo, y algo pardillo en ocasiones. El problema es que los desastres ocurren igualmente a su alrededor pues no es el único con la capacidad de asolar ciudades enteras y, aunque su intención es impedirlo a toda costa, un choque entre dos personas así podría ser terrible para el planeta y sus habitantes. Por ello, cualquier pintoresco personaje con nobles intenciones que se encuentren por el camino será útil para impedir el peor de los escenarios posibles.

Trigun+

Estamos ante un anime shonen (manga/anime focalizado en la acción) y por lo tanto sus escenas se esperan rápidas y el diseño de personajes es algo más exagerado, sobretodo en los momentos de humor, que pueblan toda la serie. El aspecto de los escenarios y fondos seria incluso más atractivo que el de personajes, en donde destacarían un poco algún traje o arma, todo ello con una marcada estética steampunk. La parte sonora de la serie es una mezcla de estilos rock, country, y folk que acompañan todas las escenas con bastante acierto. Muestra de ello son el opening y el ending, aunque de entre todos los temas musicales de la serie le tengo más cariño (por decirlo de alguna manera) a la canción de Rem.

Los personajes pese a ser muy distintos unos de otros siempre acaban teniendo el mismo toque de humor absurdo, cosa que acaba poniéndolos sin querer en el mismo rasero. Aunque también es verdad que los caracteres femeninos están muy bien llevados en esta serie y acabas simpatizando más con ellas que con el protagonista, cosa que no es del todo rara ya que al fin y a cabo son humanas y Vash…no del todo. El director de la serie es Satoshi Nishimura sobre el guión del manga original de Yasuhiro Nightow, el cual captó totalmente la esencia pero tuvo que aventurarse a darle un final ya que este último no lo había acabado en el momento de la emisión.

Trigun++

La serie tiene establecido un buen universo o trasfondo el cual es bastante solido y hace que la serie se mueva con fluidez en ese aspecto. El problema quizás vendría en ciertos aspectos de la trama. Con esto no quiero decir que esta haga aguas, ya que me encanta toda la ambientación para empezar, me refiero a lo que colinda con ella. Esto podría ser por ejemplo que los frecuentes toques de humor quiten seriedad a futuros momentos clave de la narración, solo por el marcado contrapunto. Otro pequeño problema seria que la trama es bastante dispersa durante toda la serie (dando pistas aquí y allá, eso si) hasta que los últimos 6 u 8 capítulos se encara a resolver todas las incógnitas sembradas. En cualquier caso estos son fallos muy pasables y que no estropean el visionado del todo.

En definitiva es un anime que en su día causó una gran impresión y que ha envejecido muy bien. Recomendado sobre todo a amantes del steampunk y los western (aunque sea alternativos), pero cuidado esa gente que espera acción por doquier, quizá se lleven un chasco.

El billete hacia el futuro está en blanco.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos