Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Wonder Wheel

Wonder Wheel - filmfilicos blog de cine

Sábado. 10 am. De nuevo ese sentimiento que me carcome el estómago, las idas a esas citas que sólo tengo con Woody los sábados en la mañana una vez al año, y el particular nerviosismo que siento cada vez que piso la sala de cine para ver sus nuevas películas.

Wonder Wheel - filmfilicos blog de cineKate Winslet es la protagonista, me digo. Como intentando consolarme de antemano, como si nada malo pudiese pasar porque ella esta ahí. Esa sensación de

seguridad que me da su nombre, lo que no sucedió en las películas anteriores, donde en vez de consolarme sentía un miedo terrible. Justin Timbarlake…respiro profundo tratando de despegarme de su imagen de adolescente, recordando el excelente trabajo que ha realizado en algunas películas. No puede salir mal, no puede salir mal, me repito.

La sala vacía, sólo Woody con sus actuales obras maltrechas y yo con el corazón cosido por otros directores. La cinta comienza: Nueva York -por supuesto-, pero esta vez el paisaje lo pinta Coney Island, la famosa península que le ha dado vida a tantas historias con su famosa noria o “viaje a la luna”, la rueda que gira una y otra vez otorgando las mismas vistas, tan deprimente como hermosa. La historia transcurre en los años 50 dentro de la feria, donde vive Ginny (Kate Winslet) una ex – aspirante a actriz, junto a su hijo pirómano y su marido Humpty (Jim Belushi), atados a una mediocridad extenuante. Todo cambia cuando la hija de Humpty (Juno Temple) vuelve a casa después de muchos años, huyendo de una peligrosa situación, casi tan desesperada como Ginny, queriendo salir de la misma manera de la suya. Y es ahí cuando aparece Mickey (Justin Timberlake), que no sólo salva vidas en la playa de Coney Island, sino que salva también, la vida de Ginny de ese evidente hoyo de infelicidad en el que se encontraba.

Wonder Wheel - filmfilicos blog de cine

Es ver una obra de teatro, la construcción de casi la totalidad del film lo pinta así: la narrativa, la interpretación, los escenarios…sólo que con la fotografía de Vittorio Storaro (Café Society – 2016, Apocalypse Now – 1979) , que resalta cada una de las emociones de sus personajes, los cuales son la base de todo.

La construcción de Ginny es casi o igual de perfecta que la de Jasmine, interpretada por la diosa Cate Blanchett en Blue Jasmine (2013) también de Woody Allen, con la cual Blanchett se llevó su último Oscar hasta ahora. Una actuación “cirquesca” que combina perfectamente con los colores y la iluminación de su entorno, esa exageración interpretativa tan teatral, esos destellos de locura en la mirada de quien parece estar perfectamente en control de quien es.

La luz cambia con cada cambio de humor de Ginny, enalteciendo sus emociones en un melodrama tan elegante como absurdo, tan real como delirante.Wonder Wheel - filmfilicos blog de cine

En esta cinta, el personaje que “hace” de Woody Allen es aquel de Kate Winslet: neurótica, explosiva, triste, solitaria. El director neoyorquino lleva tiempo rindiéndole tributo a la interpretación femenina, otorgándole un universo propio a la caracterización de estos personajes, no sólo por la importancia que pueda o no tener la mujer dentro de la cinta, sino que crea papeles extraordinarios para mujeres extraordinarias, cuando muchas veces, los mejores papeles eran escritos para hombres, incluyendo por supuesto, en aquellas cintas donde él actuaba.

La historia -como casi todas las de Woody- es básica, despliega los problemas familiares comunes, situaciones propias a los contextos en los que se desenvuelve la obra, con ese humor tan suyo. Como siempre lo he dicho, lo mejor de este director es la forma de su relato, pero esta vez, éste se vio opacado por el monstruoso talento de la británica. Todo, absolutamente todo lo hace ella.

Wonder Wheel - filmfilicos blog de cine

Existen películas mediocres, donde que los actores salvan completamente la cinta, pero si los actores no son buenos, ni la mejor historia vale la pena. Y esto es lo que ocurre en este caso, si ese papel no hubiese sido de Winslet o de una actriz de su talla, la película, con el permiso de Allen, hubiera sido un fracaso.

Así que sin más, Wonder Wheel es una historia banal pero estéticamente perfecta, que además de brillar por sus colores vibrantes y omnipresentes como un personaje más, dejan que la genial Kate Winslet se apodere de todo, incluso de cada uno de los espectadores, llevándolos consigo dentro de su retorcido e inventado mundo, del cual quieres ver más, dejando de lado la fortuna que se lleva la rueda, un pasado que sólo vive en la memoria, así como la sombra de un director que se esconde tras el talento de esta imponente mujer.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos