Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas X-Men: Primera Generación

Los mutantes llevaban un tiempo en el panorama cinematográfico, y parecía que querían quedarse. Así lo demostraron con las más que competentes X-Men, y X-Men 2, aunque su franquicia se puso en tela de juicio con X-Men: La decisión final, y X-Men origenes: Lobezno. De hecho, después del nefasto resultado de estas ultimas, fue necesario un reinicio o una vuelta a los origenes. De una u otra manera así es como se hizo, aunque se respetaron algunas tramas ya establecidas. Pero antes de ahondar en ello, un breve resumen de la trama.

En 1962, bajo plena amenaza nuclear, el mundo estaba demasiado centrado en sobrevivir como para darse cuenta de que había un peldaño más en la escala evolutiva: los mutantes. Es en esta tesis en la que está centrado Charles Xavier (interpretado por James McAvoy), mutante poseedor de poderes telepáticos, que siempre va acompañado de su amiga Raven Darkholme (Jennifer Lawrence), con poderes metamórficos. Por otra parte se encuentra Erik Lehnsherr (Michael Fassbender), quien, con sus poderes electromagnéticos, está detrás los nazis que masacraron su pueblo. Y para acabar con la creciente amenaza que se cierne sobre EEUU, se encuentra la agente de la CIA Moira MacTaggert (Rose Byrne), que, tras descubrir la implicación en esta crisis del poderoso mutante Sebastian Shaw (Kevin Bacon) y sus mutantes asociados, decide recurrir a la ayuda de Charles y Erik. El destino del mundo parece en manos de las personas más clandestinas de el mismo.

x-menprimerageneracion2

En el apartado visual de esta película se nota la evolución frente a anteriores entregas. De hecho, de toda la franquicia, esta seria la que más cumple en este aspecto. La banda sonora es muy parecida a lo visto anteriormente en la saga, aunque para mi el tema principal es el que más me gusta. Esto se ve mezclado con alguna canción de finales de los 50 y principios de los 60, lo cual se agradece para la ambientación. El elenco de actores (como suele ser habitual en películas de los X-Men) es bastante amplio. En general es genial, pero destacaría la actuación de McAvoy, Lawrence, y Fassbender, sobretodo la de este último. Aunque es una lastima que Bacon y Jones, siendo quienes son y teniendo personajes con tanto potencial, estuvieran tan poco aprovechados. Y en la silla del director tenemos a Matthew Vaughn, que ya ha abordado otros proyectos relacionados con el mundo del cómic (Kick-Ass, Kingsman: Servicio secreto), y al parecer no se le da nada mal.

Dejando de lado que esto era una difícil tarea para quien se encargara del proyecto, ya que en las dos películas anteriores se dejó un panorama desolador, se logró producir una de las mejores películas sobre los X-Men. Y esto, en mi más humilde opinión, se debe a como se contaron estos orígenes (usando escenas de la primera entrega para acompañar a la narración), y sobretodo la manera de abordar a Magneto. Todo el mundo sabemos que es un villano, pero ¿por qué nos gusta tanto siendo malo? Creo que esta cinta podría responder a esa pregunta. Se cuidaron prácticamente todos los aspectos relacionados con este personaje: una historia que te hace empatizar con él y quererlo; unos poderes que, aún pareciendo que están a medio gas, sobresalen al resto de películas; una recreación de su mítico casco totalmente genial; y por supuesto, lo que más ha ayudado, la impresionante interpretación de Fassbender.

Y, por supuesto, también tiene sus fallitos, aunque son algo menores respecto a sus virtudes. Pero por mencionar algunos de ellos, está por ejemplo que el equipo de los jóvenes no tiene tantas escenas como se podría esperar, algunos de hecho duran muy poco. Y otro podría ser que teniendo representación española en la película (la de Alex González como Riptide), esta brilla por su ausencia en cuanto al papel que tiene.

En cualquier caso esto no ensucia el resultado final, que es de lo mejor del género. Ah, y no os volváis locos buscando el cameo de Stan Lee, porque no lo hay. El pobre está mayor para irse a Europa solo para una escena, una lástima.

El principio de todo. Somos los hijos del átomo.

Artículos similares

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos