Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Y de repente tú

Amy Schumer y John Cena en Y de repente tú

La nueva comedia de Judd Apatow se estrenó hace un par de semanas aquí en España. Me llamaba bastante la atención, y había oído hablar mucho y muy bien de Amy Schumer. Además, no sólo es la protagonista de la cinta, sino que también es la guionista de la misma, algo que logró que le tuviese más ganas. Quién sabe por qué; no cumplió con mis expectativas. Odio tenerlas, y por eso seguramente me ha gustado menos que si no hubiese sabido absolutamente nada de ella. En ese momento me apetecía una dosis de comedia romántica divertida, al nivel de La boda de mi mejor amiga (Bridesmaids de Paul Feig, 2011, película que fue producida por Apatow, por cierto). Sin embargo, y a pesar de que cuenta con un guión bastante bueno en algunas ocasiones, el mismo se vuelve un sinsentido. En mi opinión, carece de una buena estructura; se pierde en el final.

trainwreck-poster

A pesar de que mi opinión parece muy negativa, tengo que admitir que tiene un arranque brutal, y un reparto variopinto y sorprendente. Llama la atención que, después de Amy Schumer, sean LeBron James y John Cena quiénes sobresalgan en todo el conjunto. Con permiso de Tilda Swinton, quién evidentemente ejecuta su papel de jefa fría y borde a la perfección, y sin olvidar a Brie Larson (magnífica en Las vidas de Grace de Destin Cretton, 2013) en el papel de la hermana de Amy. Por no mencionar el cameo de Daniel Radcliffe y Marisa Tomei… genial. Pero odié a Bill Hader. Bueno, no sé si a él, que me pareció entre soso y sobreactuado, o a su odiable personaje. Entiendo que sea una comedia romántica, pero no está protagonizada por Jennifer Aniston ni Jennifer López (con todo mi cariño), por lo que no me espero que de repente Amy se enamore de Aaron (Hader). En realidad en las de Jennifer Aniston suele tener más sentido. Y además suelen tener un factor del que Y de repente tú carece completamente: la química entre los protagonistas es inexistente. No hay nada. Y una comedia romántica sin un pilar tan importante se hunde, y eso le ha pasado por desgracia a esta película. No es que no pueda ser disfrutable. Seguramente si hubiese pensado que iba a terminar siendo (porque la primera hora, de dos largas e innecesarias horas, está bastante bien) más de lo mismo, hubiese bajado el listón, pero no fue así. Pese a todo esto, tal vez por LeBron James y John Cena (la escena del cine, quedaos con eso) deberíais darle una oportunidad…

Artículos similares

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos