Filmfilicos blog de cine
Home Cosas fílmicas Trilogía El Hobbit, relleno al gusto de todos los fans

El Hobbit

Finalizado el 2014 hemos finalizado una saga de películas también. Por supuesto me estoy refiriendo a El Hobbit (el título del post os habrá dado alguna pista).

Como bien sabréis muchos esta es una trilogía perteneciente al universo creado por  J. R. R. Tolkien, como lo es también El Señor de Los Anillos la cual fue llevada al cine en su día por Peter Jackson, él cual hizo una adaptación más que digna, siempre y cuando tengamos en cuenta que en las adaptaciones no siempre llueve al gusto de todos. Y digo esto porque el dicho tan repetido en estos tiempos, que casi todo son adaptaciones (cuando no son remakes) es el libro es mejor o en el libro no pasa así, y un largo etcétera de expresiones parecidas las cuales siempre me han parecido una pedantería enorme. Aunque para esta última tanda de películas hay que tener una serie de factores en cuenta que con la saga anterior no se tendrían.

En la primera trilogía tenemos tres películas de 170 minutos aproximadamente cada película, en la edición cinematográfica, y 218 minutos la edición extendida, cada película de su respectivo libro, aunque en algunas ediciones o publicaciones se divida La Comunidad del Anillo en dos, lo cual nos daría 4 libros en total. Como puede pasar en cualquier película de esta índole, se suelen dejar cosas en el tintero tachadas de relevantes en pos de ir directo al grano y, por supuesto que quepa de manera coherente en la cinta. En eso estaremos todos de acuerdo, no he descubierto la penicilina ni nada por el estilo, esto es sabido por todo el mundo. Pero sí se ha de agradecer en cierta medida la inclusión de algunos de estos “detalles relevantes” en las versiones extendidas, de las cuales El Señor de los Anillos: Las Dos Torres sería una de las mejores, al igual que su versión de cine (a mi juicio).

lotr

Ahora bien, trilogía de El Señor de los Anillos aparte, con la trilogía de El Hobbit el tema se pone algo peliagudo.

Para empezar son tres películas como bien indica la palabra trilogía, algo que en parte puede parecer innecesario ya que estamos hablando de un libro de unas 360 paginas (pagina arriba, pagina abajo, depende de la edición), y aquí la duración sí la cambiaron rondando las tres horas, excepto la última que fueron 2 horas 15 minutos. Sabiendo estos datos el pensamiento generalizado puede ser entonces sera muy fiel, dado el metraje del que dispone, nada más lejos de la realidad, sí se han incluido muchos detalles que con una o dos películas se habrían perdido, pero hay que tener un último factor en cuenta: la conexión con la anterior saga (anterior respecto al año de salida en el cine). Al señor Jackson no le bastó el hilo conductor que puede ser el Anillo Único con el resto de películas, tuvo que incluir la “resurrección de Sauron”, y (ojo queridos, que aquí viene lo bueno) esto en los libros de Tolkien se narra en El Silmarilion…¡en cuatro lineas! Comprobadlo si no me creéis. Es decir que estaríamos hablando de tres películas que como base tienen un libro y cuatro lineas; poderoso caballero es Don Dinero estaréis pensando…¡pues lo gracioso es que en muchos momentos funciona!

Aquí os lo aclararé sin necesidad de spoilers, podéis estar tranquilos.

Al ver la primera película, El Hobbit: Un Viaje Inesperado, me  vi envuelto en un halo de nostalgia. Hacia tiempo me había leído el libro pertinente, así que me sentí como un niño pequeño viendo todo tan cuidado como nunca la hubiera imaginado: los trolls del bosque, los gigantes de piedra, los trasgos, Gollum y los acertijos, y, sobretodo especial mención a las canciones. Sí, las canciones, lo que para muchos puede parecer un relleno en la película para mi me parecía algo que debía ser tratado con cuidado si se quería trasladar al cine. Y así fue.
Por supuesto en esta película ya vimos las primeras pinceladas del relleno referente a la parte de Sauron, pero no estropeaban lo que para mi fue una gran película. https://www.youtube.com/watch?v=8m8r4-87sWk

el hobbit1.1

La siguiente película, El Hobbit: La Desolación de Smaug, he de reconocer que la primera vez que la vi yo no estaba en la mejor de las condiciones de salud, así que por la somnolencia que me dieron los medicamentos tuve que verla unos meses más tarde (cuando pude vamos). Realmente no se si en la primera visualización el karma (o la entidad cósmica que más en gracia os caiga) me estaba intentando decir algo, pero tras un segundo visionado, con un estado más saludable, descubrí que no me llenaba tanto como la primera. En mi opinión siguieron el mismo esquema que con la trilogía de El Señor de Los Anillos, que a partir de la segunda toma un cariz un poco más oscuro; algo que verían necesario por el dragón Smaug. Que sí, es una criatura que necesita algo de intensidad para infligir terror, pero no llega a cuajar viendo la tonalidad de la primera; de un año para otro quizá no se note, pero cuando estén las tres editadas para uso domestico muchos (en los que me incluyo) se verán estas películas de seguido, y ahí se notará la diferencia. Eso sí, tanto Smaug como su doblador en la versión original, Benedict Cumberbatch, me pareció de lo más sobrecogedor de la cinta. https://www.youtube.com/watch?v=84CLnZZzsa8

hobbit2.1

En cuanto a la tercera, El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos, la verdad es que no se que decir sin levantar ampollas… hay unas cuantas cosas que te sacan un poco de la película, si se es capaz de verlas. Para empezar es un despliegue incesante de CGI, está claro que suele estar asociadas a estas películas, pero se abusa tanto de él que llega a despegarte de la película. Por no hablar del tamaño de los ejércitos y la enormidad de la batalla, que ensombrece hasta la de Las Dos Torres y El Retorno del Rey juntas lo cual es un poco exagerado. Por supuesto hay una cantidad de estos detalles extraños que te aíslan mayor, pero no ahondare más en ellos por no estropear la experiencia a nadie. Por supuesto la dosis de relleno de turno alcanza su máximo clímax, con una o dos escenas memorables. https://www.youtube.com/watch?v=PDNQGeMM6MI

hobbit3.1

En conclusión, es una saga que quizás se hubiera podido apañar en una o dos películas si se hubiera eliminado el mencionado relleno, que está claramente pensado para los fans de la saga, y lo vean todo más conexo, hayan o no leído el libro. Y hablando de lo cual, hay que tener la mente abierta en esos temas, si has leído la obra original de la película que sea (no necesariamente esta saga en concreto), siempre he dicho que se puede disfrutar de cómics, libros, series, cine…de manera independiente, ya que son medios distintos.

Yo por supuesto aun espero a la edición extendida de esta última, ya que eché en falta poderosamente una escena o un detalle en esta última. De paso aprovecho para recomendaros que si tenéis oportunidad os veáis estas versiones también, ya que suele ampliar la información y el disfrute sobremanera. Así que a disfrutarla los Tolkienibers o los Jacksonibers, y el resto darle aunque sea una oportunidad, ya que como mínimo es un blockbuster invernal.

Tan solo eres un pequeño individuo en un mundo enorme.

Artículos similares

¿Qué es el cine?

The Fountain - La fuente de la vida

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.