Filmfilicos blog de cine
Home Cosas fílmicas Una historia real

Crítica película Una historia real

Basada en el libro de Michael Finkel, Una historia real está dirigida por Rupert Goold y escrita por David Kajganich junto al propio Goold. Jeremy Kleiner y Dede Gardner (productores de 12 años de esclavitud) leyeron el libro de Finkel nada más ser publicado y decidieron que tenía potencial para ser adaptado a la gran pantalla. Kajganich trabajó en el guión durante años, que pasó a manos de Goold al entrar en el proyecto. Brad Pitt se sumó a la producción ejecutiva y fue entonces cuando decidieron enviarle el material a Jonah Hill, planteándole la posibilidad de interpretar al periodista del New York Times.

Despedido a causa de un artículo engañoso sobre el tráfico de esclavos en África cuando su carrera estaba en pleno ascenso, Finkel vio su oportunidad de redención al descubrir que Christian Longo, acusado de asesinar a su familia, había estado utilizando su nombre. Los encuentros de ambos en prisión fueron la base del libro titulado True Story, que se publicó en 2005.

Sinopsis: Cuando Michael Finkel (Jonah Hill), un desacreditado reportero del New York Times, conoce al presunto asesino Christian Longo (James Franco) –que se ha apropiado de la identidad de Finkel–, su investigación se transforma gradualmente en un inolvidable juego del gato y el ratón. Basada en hechos reales, la incesante búsqueda de la verdadera historia de Longo por parte de Finkel incluye el asesinato, el amor, el engaño y la redención.

Una historia real - filmfilicos blog de cine

El fracaso, la ambición y la mentira son tres temas que subyacen en el relato de Finkel. El problema, es que Goold se centra muy poco en ellos y demasiado en las conversaciones entre los protagonistas. El director podría haber desarrollado un thriller sustancial pero desaprovecha la oportunidad al elegir la perspectiva equivocada.

Por norma, en las adaptaciones al cine de historias con personajes reales se suele tener demasiado respeto al material original del que se parte, lo que supone un desperdicio a la hora de ficcionarlo. No se tienen en cuenta otras posibilidades que les brinda ese material, unas posibilidades que irían mucho más a favor de la narrativa cinematográfica.

El personaje de Longo es, por definición, el antagonista de la película, y no está lo suficientemente trabajado como tal. No tiene las secuencias que tendría que tener. O lo que es lo mismo, tiene menos presencia de la que debería. ¿Por qué? Porque Goold no es capaz de ampliar el enfoque, se mantiene en el libro de memorias fielmente trasladado a la pantalla. El resultado: un enfrentamiento de personajes descompensado y sin fuerza.

Una historia real - filmfilicos blog de cine

Problema aparte es el personaje de Felicity Jones, puesto de adorno, con el único fin de tener una cara femenina en el reparto. Un personaje sin influencia, del que se podrían eliminar sus secuencias y la película seguiría siendo la misma. El rol de secundario no suele estar creado más allá de la superficie cuando éste es femenino. Una tendencia demasiado habitual en el cine.

Una historia real es un quiero y no puedo, un intento de thriller lastrado por un trabajo de guión que se empeña en contar hechos reales olvidándose de las pautas básicas de la narrativa cinematográfica.

Artículos similares

¿Qué es el cine?

The Fountain - La fuente de la vida

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.