Filmfilicos blog de cine
Home Actualidad Las películas del mes de Febrero

Las películas del mes de Febrero

Judas and the Black Messiah

La fórmula racismo y cine en las últimas décadas ha cobrado una fuerza política y mediática que en vez de concienciar sobre el tema simplemente lo ha vuelto un cliché. Shaka King llega con la cinta Judas and the Black Messiah, una historia que debía ser contada y admiro lo certero del resultado. Fred Hampton tenía 21 años cuando fue asesinado por el FBI, quien coaccionó a un delincuente menor llamado William O’Neal para ayudarlos a silenciarlo a él y al Partido Pantera Negra. Pero no pudieron matar el legado de Fred Hampton. Ni didáctica, ni reiterativa, King se limita a exponer los hechos, volviendo la cinta un legado interesante.

El montaje en forma de documental le da veracidad y se sostiene por su equilibrado balance de drama y acción. Una crónica apasionante, sobre la libertad y la traición que todavía siguen vigentes en nuestros días. A diferencia de Spike Lee , que ha desarrollado su carrera sobre la raza, los derechos civiles pero de manera cansona y redundante, la ópera prima del cineasta es reveladora. No imaginé que Daniel Kaluuya, pudiera sorprenderme con una interpretación avasalladora, el actor de US comparte créditos una vez más con Lakeith Stanfield, interpretaciones a premiar.

Judas and the Black Messiah es un filme poderoso, rodado con alma y con furia que no podemos dejar de ver

 

Rifkin’s Festival

El maestro Woody Allen abrió el Festival de San Sebastián con su nueva cinta Rifkin’s Festival. Narra la historia de un matrimonio estadounidense que acude al Festival de San Sebastián. La pareja queda prendada de la ciudad, así como de la belleza y encanto de España y la fantasía del mundo del cine. Ella tiene un affaire con un aclamado director de cine francés y él se enamora de una bella médico española residente en la ciudad. Curiosamente una película que habla sobre el mismo Festival que la acoge, una cinta donde Allen habla de sí mismo y del cine que ama. Ciertamente no está a la altura de otros grandes títulos de su carrera, es más noble , menos cáustica pero siempre tiene ese sello distintivo que hace que la pasemos bien.

Rifkin’s Festival tiene algo de Midnight in Paris, en el homenaje, la añoranza y en esa necesidad imperiosa del cineasta de volver a los clásicos. Algunos diálogos como ya es usual son divertidísimos, sobre todo en aquellos en los que critica al cine actual. Repite Vittorio Storaro en esa fotografía paisajística donde contemplamos la belleza de la ciudad, sus parques, imágenes nostálgicas acompañadas de la música Stephane Wrembel. Me parece hermoso y muy cinéfilo que el director agradezca su arte al de aquellos que hicieron esas películas que nos marcaron, Fellini , Truffaut , Buñuel o Bergman. El reparto es muy ecléctico Wallace Shawn, está encantador , encarna muy bien el alter ego de Allen. Por su parte la bella Gina Gershon, fascina a nivel físico y tenemos a la grandiosa Elena Anaya,en un personaje para su lucimiento. Me encantó Louis Garrel, así son las jóvenes generaciones de realizadores. Habrá quién no soporte el cine de Woody Allen, quién diga que está aletargado en el tiempo, que ya no le queda nada por rodar, sigo pensando que es uno de los mejores directores que nos quedan aún.

Rifkin’s Festival no será una obra maestra, pero es él y esa pasión por el cine más artístico.

Saint Maud

Saint MaudLa ópera prima de Rose Glass está patrocinada por A24 la compañía dedicada al género de terror independiente. Maud es una joven enfermera que, tras un oscuro trauma, se vuelve devota de la fe cristiana. Cuando empieza a trabajar cuidando a Amanda, una bailarina jubilada enferma de cáncer, la fe de Maud le inspira la obsesiva convicción de que debe salvar el alma de su paciente de la condena eterna… sea cual sea el coste.

Saint Maud es lenta, lleva al espectador por el camino del terror psicológico junto a la protagonista. La directora reflexiona sobre el fanatismo religioso apoyada por un oportuno uso del sonido haciendo más intenso el relato a medida que avanza la historia. Inicialmente la película puede llegar a ser tediosa pero una vez que te adentras en ese laberinto que es la mente de Maud y se van revelando nuevos sucesos no puedes escapar. Se nota que no es americana, lo británica se respira en todo momento, elegancia estética y minimalista. El género está en decadencia hace años , sin embargo Glass llega con esta obra de autor , feminista que se alza en su final como una de las más espeluznantes de los últimos tiempos. La mirada de Morfydd Clark, sus ojos, esa fuerza que tiene en su rostro la ayuda a conseguir lo que se espera de su rol enfermo.

A mi juicio no son Eggers ni Aster los que van a salvar el cine de terror, espero mucho de Rose Glass

 

Cosmétique de l’ennemi

Kike Maíllo adapta la novela de Amélie Nothomb, Cosmétique de l’ennemi, un filme malsano y complaciente. Jeremiasz Angust es un arquitecto de éxito que dirigiéndose al aeropuerto de Tokyo pierde su vuelo a causa de una misteriosa joven, Texel Textor, que lo aborda de repente. Los dos personajes iniciarán una conversación que irá enrareciéndose hasta convertirse en algo siniestro y criminal.

La película participó en el Festival de Sitges y sigue el estilo de otros títulos turbios como El cisne Negro, El número 23 o El club de lucha. El guión transita por varias fases , el encuentro de dos desconocidos , luego sus historias que se vuelven cada vez más intensas y un misterio que debemos develar. Cosmética del enemigo tiene la capacidad de colocar al espectador en posición de conejillo de indias, siempre buscando una salida. Maíllo ha superado con creces lo que se espera de un thriller psicológico, precisamente por la ambigüedad, el juego de cámara y el montaje. Tomasz Kot yAthena Strates son los protagonistas absolutos, enigmáticos y aterradores.

Con un final sorprendente, luego de ver Cosmética del enemigo dan ganas de leerse la obra aunque ya sepamos su contenido

 

Autor
(AKA )
Autobiografía: Descubrí el cine por Kubrick a los 4 años. El Resplandor sería la película que me iniciara en el mundo del séptimo arte cuando aún no tenía claro su significado. Lo que sigue es un desmedido amor a esta manifestación, sus realizadores y a la magia que nos regala cualquier historia que veamos. Frase: "Una película es (o debería ser) como la música. Debe ser una progresión de ánimos y sentimientos. El tema viene detrás de la emoción, el sentido, después" Stanley Kubrick.

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.