Filmfilicos blog de cine
Home Cosas fílmicas Saltburn

Saltburn

Emerald Fennell cierra el 2023 con la película mas sexy, bizarra y caliente, Saltburn es un festín de fluidos que no te dejan indiferente.

Mientras lucha por encontrar su lugar en la Universidad de Oxford, el estudiante Oliver Quick se ve arrastrado al mundo del encantador y aristocrático Felix Catton, que le invita a Saltburn, la extensa finca de su excéntrica familia, para pasar un verano inolvidable.

La directora cambia completamente el registro, el tono y su discurso, si en Killing Eve ya apostaba por la la sexualidad femenina reprimida y en Una joven prometedora le interesaba la venganza y la denuncia, Saltburn es otra cosa. Con un metraje de 2 horas la cineasta se aleja de su propio género para entrar en el masculino, la violencia, el deseo y sobre todo el poder.

El guión se cocina a fuego lento, incluso pareciera que no tiene ritmo, que ha perdido la fuerza de sus trabajos anteriores y es todo lo contrario. Saltburn es enferma, es oscura y además políticamente incorrecta, los personajes tienen ese misterio, la ambigüedad marca de Fennell que siempre atrapa al espectador.

Renunciando al rosado de Una joven prometedora, ahora recurre a los colores rojos, azul y rojo intenso, siempre para darle un tono psicológico a las escenas. Algunos espectadores se sentirán incómodos con escenas de sexo oral, necrofilia y hasta violación , pero precisamente esas escenas son las que convierten a Saltburn en una obra libre, transgresora y contundente.

Cada desnudo, toda la carga erótica y lo más irreverente que encontremos en la obra es totalmente necesario, sobre todo esa peculiar escena final del baile. La banda sonora es una espectacular sucesión de temas de The Cheeky Girls o Flo Rida. A destacar la fotografía de Linus Sandgren y el diseño de vestuario de Sophie Canale.

En el elenco un casting coral muy bien seleccionado. A Rosamund Pike le tocan los mejores diálogos, es como el alter ego de Carolyn. Carey Mulligan sale segundos y te roba la atención, espectacular. Jacob Elordi es el galán, el chico porque el mueren todos, me creo su personaje y hasta logra empatía pero realmente no es una interpretación difícil. Los mayores lauros se los lleva como siempre Barry Keoghan lo tienen encasillad en personajes traumáticos los hace tan bien , engaña tanto que precisamente por eso la directora lo contrata, una actuación sobresaliente.

Emerald Fennell no es Greta Gerwig , tampoco Celine Song y precisamente ahí está que las supere , hay que ver Saltburn , cuando sales del cine todo su universo comienza a encajar como fichas de un puzzle.

Autor/a
(AKA )
Autobiografía: Descubrí el cine por Kubrick a los 4 años. El Resplandor sería la película que me iniciara en el mundo del séptimo arte cuando aún no tenía claro su significado. Lo que sigue es un desmedido amor a esta manifestación, sus realizadores y a la magia que nos regala cualquier historia que veamos. Frase: "Una película es (o debería ser) como la música. Debe ser una progresión de ánimos y sentimientos. El tema viene detrás de la emoción, el sentido, después" Stanley Kubrick.
Artículos similares
Dune 2. Otra visión de la segunda parte de Dune

The First Omen

Reseña de la película Civil War

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.